Vigo

"El conservatorio ofrece conciertos cada dos o tres días abiertos al público"

Vigo

ESTEBAN VALVERDE Director del Conservatorio Superior de Música de Vigo

"El conservatorio ofrece conciertos cada dos o tres días abiertos al público"

Esteban Valverde asumió la dirección en 2015.
photo_camera Esteban Valverde asumió la dirección en 2015.

Esteban Valverde fue alumno del Conservatorio vigués con ocho años. Es profesor de clarinete y dirige el Conservatorio Superior desde 2015. Pero antes ya había participado con distintos cargos en el equipo directivo del centro vigués y en los conservatorios de Pontevedra y de Ourense, y estuvo una etapa como director del Conservatorio Profesional.
 

 ¿Qué supone para el Conservatorio la publicación del libro de  Josefa Estarque sobre el primer medio siglo de historia?
Supone mucho, sobre todo viniendo de una persona que fue muy importante para nosotros, como Josefa Estarque, que consiguió que fuese Conservatorio Superior. Aparte de la importancia que tiene que una mujer fuese directora en 1975, cuando todo estaba monopolizado por hombres mientras las mujeres tocaban el piano o el arpa pero no dirigía. Su figura me parece admirable desde siempre.

En 60 años de existencia (se cumplieron el 26 de octubre del año pasado), ¿cuántos alumnos pasaron por estas aulas?
Miles. En los últimos años tenemos del orden de 300 alumnos matriculados, de los que 65 o 75 son de nuevo ingreso. Pero en sus épocas tenía de dos a tres mil alumnos porque era otro régimen de enseñanza. Ahora está muy profesionalizado, el que acaba aquí es porque se quiere dedicar a esto, si no es imposible.

¿La música es incompatible con otros estudios?
Llegar aquí es complicado y compatibilizarlo con otra cosa es dificilísimo tal y como está el currículo. Siempre hay quien puede hacer dos carreras a la vez, pero es muy excepcional. Tienen quince horas de clase a la semana, sin contar el trabajo personal que hacen fuera.
¿Cuándo deciden si quieren seguir en la música?
En los últimos cursos del Conservatorio Profesional cuando les coincide con Bachillerato. Un alumno de 5º y de 6º del Profesional está 6 o 7 horas a la semana.

Ofrecen estudios superiores de 4 años y 240 créditos. ¿Cómo está la batalla para que se reconozca el título como grado universitario?
Vamos a seguir insistiendo, es cuestión de voluntad política. En otros países están en la Universidad, pero en España estamos bajo el paraguas de Secundaria cuando son enseñanzas superiores y la forma de desarrollarlo es diferente. El trabajo académico y de producción se hace muy difícil así.

Al margen de la docencia, ¿cómo funciona el Conservatorio como centro de producción musical?
El Conservatorio organiza cada dos o tres días una actividad, en el 80% o 90% relacionada con la música. Solo hay que ver la planificación del auditorio: parece el camarote de los Hermanos Marx, entre exámenes, audiciones, conciertos, solicitudes externas y demás. No para ni el fin de semana. Nosotros hacemos una media de 130 actividades propias del curso,  con trabajos de fin de estudio, conciertos de las orquestas, bandas, el coro, o el programa Nas ondas que es muy potente. Estamos produciendo cultura de calidad bastante alta y la ofrecemos gratuitamente.

Tienen un auditorio de 300 butacas muy activo, pero ¿se conoce lo suficiente?
Más de la mitad de la gente que viene es de la calle. Cuando llegamos a la dirección en julio de 2015 queríamos abrir el Conservatorio a la ciudad, sacarlo de la verja para afuera y que se conociese en la ciudad y fuera de Vigo.

¿El público vigués valora la música?
Creo que sí. El otro día en un concierto de la orquesta 430 en el Auditorio Mar de Vigo había casi mil personas, en la segunda sinfonía de Mahler casi 700 en Afundación. A la ciudad si le pones cultura de cierta calidad responde. Yo soy de Moaña, pero estoy cansado de esa imagen de que Vigo es una ciudad industrial, abrupta, un poco rústica y en la que solo sabemos construir  barcos y coches. Son tópicos, la ciudad tiene su vida cultural. En Vigo hay cabida para todo, desde clásica al pop, desde Dani Martín o Vetusta Morla a Mahler.

¿Qué opina de que exista la Escuela Municipal de Música?
Debería haber más. Es una buena iniciativa. Soy partidario de que exista la escuela de música, al de teatro, la de música tradicional y las escuelas de las nueve o diez bandas de música que hay en la cuidad. Forman a gente que quiere probar que es esto y que a lo mejor acaba en el Conservatorio. Mucha gente de los vientos viene de ese mundillo. También hay que apoyar iniciativas, como la orquesta privada, la 430 y la Orquesta Clásica, son importantes para Vigo.

El Conservatorio Superior de Vigo es el que más movilidades erasmus tiene de España. ¿Con cuántas instituciones tienen acuerdo?
Con 130. Somos además el único de España que tiene un eramus K 107 para países que no son de la Unión Europea. Lo conseguimos el año pasado y este curso lo estamos implantando. Hay ya cuatro alumnos de Sarajevo y uno de  Belgadro. Tenemos también acuerdos con Kiev y con otra ciudad de Ucrania, y estamos intentando abrirlo a Estados Unidos (San Francisco, Nueva York, Georgia y Arizona) y con Sanghai. Se produce una internacionalización muy interesante, se mezclan enseguida.

¿Tienen títulos exclusivos?
El de música tradicional, el de musicología, tanto la etno como la histórica, y la música antigua de la que implantamos tres itinerarios. Hace tres años se empezó por los instrumentos de cuerda pulsada y al año siguiente la clave y la viola da gamba. Somos el Conservatorio de España que más violistas da gamba tiene (siete estudiantes), creo que se han venido de los demás lugares de España, supongo que por el profesorado.

¿Por qué apostaron por los instrumentos antiguos? ¿Crearán una orquesta barroca?
No me tocó gestionar el inicio, fue el anterior director que empezó por la cuerda pulsada, luego dimos un paso más con clave y viola da gamba para hacer la orquesta barroca, posiblemente el siguiente sea el violín barroco. En Galicia hay estudios profesionales de clave pero ningún Conservatorio Superior lo tenía y los alumnos tenían que irse a Salamanca, a Madrid, y a otros sitios. Teníamos que intentar esa vía y está teniendo muy buena acogida. Ahora están trabajando en la Orquesta barroca con la idea de presentarla este año, vamos paso a paso.

¿Qué músico famoso destacaría entre los formados en el Conservatorio Superior?
La figura más emblemática es Carlos Núñez, sin menosprecio a ningún otro. Fue alumno y profesor de gaita hasta que cogió una excedencia para dedicarse más a lo que hace ahora.

¿Cómo fue el contacto con la Universidade do Minho para organizar el concierto de la segunda sinfonía de Mahler?
Fue un trabajo ingente. En esos días ellos nos decían que no tenían staff  pero nosotros tampoco, aquí el equipo directivo lo hace todo, busca los recursos, las financiación, hace las gestiones. Nuestra motivación es la satisfacción del trabajo bien hecho y conseguir que el centro sea más visible fuera. La Universidade do Minho tiene una licenciatura de música y nosotros habíamos traído de allí a un profesor de eramus para dirigir la Misa de la Coronación de Mozart (fue un concierto muy bonito en María Auxiliadora). Le debió gustar nuestro coro (a Artur Pinho) y cuando necesitaron un coro grande para hacer Mahler pensaron en nosotros. Fue una operativa enorme, había que mover a 200 personas de Braga y Coimbra, además de los nuestros. Mereció la pena, creo que es algo que se va a recordar. 
 

Comentarios