Seguridad en la costa

Conocer los límites: “Se trata de salvar no de perder vidas”

La instructora, junto con los agentes, durante los ejercicios en la playa de O Vao.
photo_camera La instructora, junto con los agentes, durante los ejercicios en la playa de O Vao.
La agente Yoli García, una de las instructoras, incide en que el curso enseña a los policías a saber hasta dónde pueden llegar

Arrojarse desde un puente, una zodiac a gran velocidad o entrar a nado en el agua sin materal son algunos de los ejercicios prácticos a los que tuvieron que enfrentarse los policías durante la  práctica en O Vao. Sin embargo, “no todos los ejercicios son obligatorios, lo importante de esta formación es que les ayuda a saber qué son capaces de hacer y qué no, porque se trata de salvar vidas no de perder más. Hay personas que no tienen tanta destreza al nadar como otras pero que después muestran más resistencia”, explica una de las instructoras, la agente Yoli García. Ella, junto a Marcos Carrizo y Ángel Pazo, todos de Atención al Ciudadano, son los encargados de preparar a los compañeros, al contar con una amplia formación en el ámbito de rescate y del deporte.

“Sin duda la formación es básica y necesaria para nosotros”, relata uno de los participantes, miembro de la UIP, quien coincide en que “el curso nos ayuda a conocer nuestras propias limitaciones y a valorar hasta dónde podemos llegar con el material que tenemos”.

Un compañero, en este caso de la Policía Local de Vigo,  señala que el “curso es buenísimo y práctico y está claro sin material no puedes entrar en el agua”. Añade no obstante que “el kit que lleva la Policía Nacional requeriría de más elementos, como el que llevamos nosotros”.

Para estos participantes, lo más duro fue el entrenamiento físico. “Sobre todo la parte de la piscina”, asegura el agente local. 

Respecto a cuáles pueden ser las zonas más arriesgadas en la ciudad para poder intervenir, los organizadores señalan que no hay una en concreto, “se puede llevar a cabo tanto en el puerto como en Bouzas o en la playa.  Las circunstancias pueden cambiar, sobre todo si es en horario nocturno, por falta de visibilidad”, señala  Luis Rial.

Te puede interesar