Vigo

Cuatro confesiones cristianas rezaron juntas por décimo año

Vigo

vigo

Cuatro confesiones cristianas rezaron juntas por décimo año

Javier Akerman, padre anglicano; Davide Junquera, pastor evangélico; Damaso Couto (pope ortodoxo), Faustino García (fraile católico) y Xosé Vidal (vicario católico) participaron en el décimo encuentro ecuménico por la unidad de los cristianos, celebrado en la parroquia del Perpetuo Socorro.
photo_cameraJavier Akerman, padre anglicano; Davide Junquera, pastor evangélico; Damaso Couto (pope ortodoxo), Faustino García (fraile católico) y Xosé Vidal (vicario católico) participaron en el décimo encuentro ecuménico por la unidad de los cristianos, celebrado en la parroquia del Perpetuo Socorro.
Católicos, anglicanos, evangélicos y ortodoxos acudieron a la cita en el Perpetuo Socorro
nnn La unidad de los cristianos volvió a justificar el encuentro ecuménico de las cuatro confesiones cristianas que conviven en la ciudad. Los dirigentes de las cuatro iglesias se reunieron en el Perpetuo Socorro en una cita que ayer cumplió una década celebrándose de forma continuada y dos, oficiándose en un lugar de culto. “Por respeto a las otras confesiones escogimos un templo moderno sin demasiadas imágenes”, apuntó el delegado ecuménico de los capuchinos, Faustino García, encargado de coordinar la oración conjunta.
El párroco Jesús María Casas ejerció de anfitrión, reconociendo la emoción del acto: “Muchos de mis feligreses que acudieron a la misa se quedan para participar en la asamblea”. Así la parroquia recibió a Xosé Vidal, vicario de la Pastoral, en representación del obispo católico de la Tui- Vigo, monseñor Luis Quinteiro Fiuza, ausente por enfermedad. Desde Coruña acudió el Pope Damaso Couto, ya que la comunidad ortodoxas de Vigo se quedó sin sacerdote. El padre Javier Akerman, de la iglesia anglicana y el pastor protestante Davide Junquera, de la iglesia evangélica completaron la representación.
Vidal, en nombre de la confesión mayoritaria afirmó que con el encuentro “seguimos el mensaje Jesús, favoreciendo las acciones en común y buscando la unidad desde la humildad, reconociendo las diferencias”. 
Akerman, que está al frente de una congregación de unos 60 fieles, aseguró que “la unidad espiritual de los cristianos nunca estuvo dividida, los que nos separan son las estructuras, las iglesias”. De la misma opinión es Junquera, en representación simbólica que no oficial de las distintas iglesias evangélicas de la ciudad. También los ortodoxos se mostraron favorables a estas ceremonias: “Forma parte de esa búsqueda que no sabemos a dónde nos llevará, oramos y nos conocemos y luego el Espíritu Santo decide”, apunta Couto, quien  atiende desde la sede de la iglesia en Coruña a fieles de ocho países.
Con la lectura de textos conjuntos, junto a la intervención de los cuatro sacerdotes y del delegado ecuménico de los capuchinos se cerró la oración por la unidad. “Es una gran responsabilidad si se quiere hacer bien, no es un único acto, estamos en contacto y nos reunimos varias veces y en el Pentecostes acudimos al templo anglicano”, indica Faustino García.n

Más en Vigo
Comentarios