El volumen de viajeros de Vitrasa cayó 10 puntos en pocos meses

Usuarios subiéndose al autobús en la parada de la farola de Urzaiz. // Jorge Santomé
photo_camera Usuarios subiéndose al autobús en la parada de la farola de Urzaiz. // Jorge Santomé
El concejal de Transportes, Javier Pardo, alertó de que “se está haciendo mucho daño” al transporte público en alusión a la huelga, de la que dijo que tiene “una parte política”

“Habíamos conseguido recuperar los viajes en transporte público a un 85% de lo que había antes de la pandemia y en los últimos dos o tres meses ya estamos por debajo del 72%”. Así de duro se mostró ayer el concejal de Transportes y teniente de alcalde, Javier Pardo, en una rueda de prensa convocada para aclarar el conflicto laboral de la concesionaria del autobús urbano de Vigo.

 

 

Pardo se retrotrajo a 2020, año en el que la concesión que Grupo Avanza había renovado en 1994 llegaba a su fin y en el que la pandemia del covid redujo el transporte urbano en cuotas mayores al 90%. “Con esas cifras no había posibilidad de equilibrio económico al licitar los pliegos, por lo que tuvimos que dar una prórroga a la concesión actual de 5 años”, detalló el concejal, que insistió en la legalidad, ratificada por los tribunales, de dicha prórroga. 

Hizo hincapié también el titular del área municipal de Transportes en que, hasta el momento, el gobierno local “no indemnizó con ni un solo euro a la empresa”, dado que los 5 millones inyectados en 2021, de los que cerca de 2,3 fueron adelantados por el Concello, correspondían a compensaciones estatales post-covid. Será ahora, con una sentencia judicial que reconoce el desequilibrio económico debido a la pérdida de viajeros, cuando el Concello, tras calcular el importe adecuado, avalado por informes externos e internos y con el visto bueno del Organismo Nacional de Evaluación, haga efectivo dicho reequilibrio, cuya fecha está próxima pero que depende de “numerosos trámites complejos”, según avanzó Pardo.

El concejal también se refirió al conflicto laboral “en el que llevamos tres años mediando y hablando con las dos partes”, al que culpó de que el volumen de viajeros en el autobús urbano bajase drásticamente, del 85% respecto a los datos de 2019 a menos del 72% “en pocos meses a causa de los paros”. Declaró que “se le está haciendo un daño increíble al transporte público” y afirmó que “creo que hay intereses políticos en las negociaciones” porque "la idea es hacer daño a la Navidad y a la gente", refiriéndose al comité de empresa al “querer negociar un convenio tras tres años de conflicto en sólo cinco días” tras rechazar el calendario de negociación de un mes en la mediación del pasado viernes.

Por su parte, el PP de Vigo se refirió a estas palabras del Javier Pardo a través de su concejal Miguel Martín, quien indicó que “no estamos ante un conflicto político, sino ante un problema que afecta a todos los vigueses”. Así, el edil popular hizo un llamamiento a los ciudadnos para “reivindicar el fin de este enfrentamiento activo y reclamar en la calle la implicación municipal”. Asimismo, Martín recordó que un estudio de Facua revela que Vigo fue la ciudad española en la que más subió el precio del billete del transporte urbano llegando al 10%, muy por encima del promedio de 0,8%.

Te puede interesar