El proceso de demolición sige su curso al margen de que los propietarios sigan entregando nueva documentación

El Concello rechaza el plan de los dueños del apartahotel de Samil

Una sentencia judicial decretó en noviembre el derribo del apartahotel de Samil.
Urbanismo tiene otro frente abierto en Samil, después de recibir el pasado noviembre una sentencia judicial que ordena el derribo de uno de los apartahoteles y acatar la demolición del edificio, de 31.833 metros cuadrados construidos. Y es que no le vale al Concello el proyecto presentado por los dueños del apartahotel de Samil que consistiría en constituir la sociedad Costa Samil para gestionar el edificio como apartamentos turísticos y evitar, de esta manera, la sentencia de derribo dictada por el juez el pasado mes de noviembre y que el alcalde prevé ejecutar lo antes posible.
Así lo comunicó ayer el concejal de Urbanismo, José Mariño, que informó que ya están redactados los dos informes al respecto por parte de la Gerencia de Urbanismo y que determinan que ‘no se puede materializar’ la edificabilidad del apartahotel porque, entre otras razones, no existe un único propietario, no puede existir la división horizontal actual y, además, ‘la documentación aportada está incompleta’. En rueda de prensa, Mariño manifestó que los informes se trasladarán el lunes a los propietarios para que los analicen pero que el proceso de cumplimiento de sentencia sigue su curso, al margen de que los propietarios sigan entregando nueva documentación. ‘Los informes son sobre la documentación que tenemos ahora mismo, no sobre lo que se nos vaya a entregar en unos días o unas semanas’, dijo el concejal, que dejó caer que conoce las intenciones de los dueños de crear la sociedad Costa Samil a través de la prensa, pero que por el momento la documentación la ha presentado un único propietario que no tiene la totalidad del edificio y por lo tanto no puede representar al resto. ‘Los plazos siguen siendo los mismos y en estos momentos estamos pendientes de que se corten los suministros antes del 29 de enero y de que el edificio sea desalojado totalmente para seguir procediendo con el calendario fijado’, indicó el socialista. A preguntas de los medios de comunicación, Mariño indicó que ‘faltan todavía muchos pasos para que el proyecto tenga algún atisbo de viabilidad pero lo que está claro es que nosotros vamos a seguir con el mandato que nos dio el juez’. En todo caso, preguntado por la tramitación de la licencia, el concejal aseveró que se está tramitando exactamente igual que todas las demás pero que ‘no tiene sentido que se tramite un expediente que no cumple la legalidad propia del Plan General ni tampoco que se tramite un informe de medio ambiente cuando este proyecto tiene que ser reformado’. Mientras tanto, el abogado de Costa Samil, Carlos Abal, ya aseguró esta misma semana a este diario que si el alcalde y el concejal de Urbanismo no quieren tramitar la licencia se enfrentarán a una querella por prevaricación ante los tribunales.

Te puede interesar