VIGO

Concello y Alvariño Inversiones completarán Barxa do Covelo

Compartirán gastos para concluir esta calle entre concesionarios de la avenida de Madrid

La calle Barxa de Covelo, en la zona de la avenida de Madrid, está sin concluir y el proyecto pretende que tenga salida a Gandarón.
La calle Barxa de Covelo, en la zona de la avenida de Madrid, está sin concluir y el proyecto pretende que tenga salida a Gandarón.
Concello y Alvariño Inversiones completarán Barxa do Covelo

Concello de Vigo y Alvariño Inversiones firmarán un convenio urbanístico para dar salida a la calle Barxa do Covelo, que va de la avenida de Madrid a Gandarón entre dos concesionarios. La junta de gobierno ya dio luz verde inicial al acuerdo, que está en exposición pública. 


El convenio establece que la terminación de la calle Barxa do Covelo es muy necesaria para lograr el establecimiento de sentidos únicos en las calles del entorno, dado que la reducida sección de Estrada Vilar y Camiño Fonte hace peligrosa la circulación y el estacionamiento de los vecinos, lo que mejoraría la fluidez y la seguridad vial del entorno.
La calle Barxa do Covelo nace como viario lateral de servicio entre dos concesionarios de automóviles construidos en los años 60 en la avenida de Madrid. Posteriormente este viario empezó a tomar importancia con el desarrollo de más edificaciones industriales también ligadas al automóvil. Ya el Plan general de 1988 reconoce la debilidad estructural viaria de una zona de la ciudad con el mayor crecimiento industrial. Así, el Plan General del 93 traza este viario con un ancho de 12 metros que se prolonga hasta la calle Gandarón y con un ramal hacia el norte que conecta con Camiño Vilar.


En el año 2000, Concello y Xunta suscribieron un convenio para financiar, contratar y ejecutar las obras de apertura y ampliación del viario de los barrios periféricos de Vigo, entre los que se encontraba el ensanche y mejora de la calle Gandarón. En 2003 se aprobaron los proyectos de urbanización y expropiación y en 2004 las actas de ocupación, pero en la actualidad el convenio no se prorrogó ni se ha ejecutado.


Así que Alvariño Inversiones, propietaria de naves en esa zona, ha manifestado su interés en que se ejecute este tramo comprometiéndose a realizar y cofinanciar las obras y ya tiene un proyecto con un presupuesto de 347.000 euros.


Así que la empresa abonará los costes del proyecto y contratará las obras y el Concello pondrá a disposición de Alvariño Inversiones los terrenos ya expropiados, inspeccionará la ejecución de las obras y recibirá la obra ejecutada, además de abonar a la empresa 150.000 euros para la cofinanciación, el 43%, que abonará a su conclusión, en 2020.