Comenzaron las obras de construcción de la nueva Comisaría

Desde el exterior ya es visible la caseta del inicio de las obras. foto: vicente.
La construcción de la nueva Comisaría de Policía de Vigo ya está en marcha, y esta vez cumpliendo el plazo establecido.
Ayer mismo llegaron las primeras máquinas a las instalaciones de López Mora para comenzar el movimiento de tierras. La Comisaría tiene un prespuesto de 17 millones de euros.
El subdelegado del Gobierno, Delfín Fernández, recordó ayer que el inicio de las obras supone cumplir los plazos dados a principios de año: entonces se había comprometido a poner en marcha esta actuación antes de finalizar el ejercicio. Y así es. La señal más visible de los trabajos era la fila de coches policiales estacionados a la puerta de la actual Comisaría, y que tuvieron que ser ’desalojados’ para poder instalar maquinaria y casetas de obras, ya visible desde el exterior.
La nueva Comisaría de Vigo-Redondela, su nombre oficial, nace tras una larguísima tramitación que culminó en un acuerdo entre ministerios por el que Interior vendió a Seguridad Social una parcela en la avenida García Barbón. Con estos fondos y una aportación propia del Ministerio del Interior se pudo licitar el proyecto, adjudicado al equipo vigués integrado por Fraga, Quijada y Portolés, autores del Museo de Arte Contemporáneo, la reforma de Urzaiz y el multiusos de Cotogrande, entre otros.
La operación recién iniciada tiene un plazo de ejecución de 36 meses, tres años necesarios para construir cuatro pabellones, en madera y aluminio, sobre una superficie disponible que alcanza unos 14.400 metros cuadrados.

Simultáneo

La principal dificultad radica en que la actuación tiene que ser compatible con el funcionamiento de la actual Comisaría, de ahí que se hayan definido tres fases para completar la totalidad del proyecto. Una vez terminado, Vigo dispondrá de una central policial a la altura de sus necesidades, ya que también incluye una ampliación de la plantilla.
Con todo, Delfín Fernández ha insistido en que la urbe viguesa es una de las ciudades más seguras de toda España, ocupando en este ránking el cuarto puesto nacional.
En los últimos cuatro años, según las cifras que maneja el Ministerio del Interior, la tasa de criminalidad habría descendido desde el 36,5 al 34,5 por mil, y once puntos en total el número anual de delitos en la demarcación de Vigo-Redondela.

Te puede interesar