Vigo

Colas del hambre en Vigo: sube un 40% la demanda de comida

Vigo

VIGO

Colas del hambre en Vigo: sube un 40% la demanda de comida

Más de un centenar de personas esperaban a primera hora al reparto de alimentos de Vida Digna en la calle Brasil. Las colas se prolongaron durante cuatro horas.
photo_cameraMás de un centenar de personas esperaban a primera hora al reparto de alimentos de Vida Digna en la calle Brasil. Las colas se prolongaron durante cuatro horas.
Vida Digna repartió ayer alimentos a 410 familias y alerta de que "lo peor está por venir" . Nuevos parados, trabajadores en ERTE, inmigrantes y enfermos, mayoría en la cola.

 La pandemia comienza a mostrar otra de sus peores caras. Al sufrimiento del número de fallecidos desde que irrumpió en Vigo se suma ahora la tragedia económica que ha hecho crecer la demanda de comida y alargar las conocidas ya como colas del hambre. Ayer, unas 410 familias acudieron al reparto de alimentos de Vida Digna, una ONG que ha visto incrementarse  en casi un 40% el número de solicitudes con la crisis sanitaria.

Santiago Misa, presidente de la organización benéfica, explicaba ayer dicho aumento por el desvío de personas desde otras asociaciones que han cerrado, así como desde el Concello y también por los “nuevos” necesitados. “Tenemos hosteleros que nos han llamado para pedirnos ayuda por la situación después de haber estado tres meses sin actividad. Son autónomos que después de pagar las facturas y a las proveedores se han visto sin nada”, asegura. Pero también, añade, “trabajadores que todavía no han cobrado el ERTE y a los que al menos podemos ayudar con la cesta de la compra, un pequeño alivio”. Todos ellos se suman a los usuarios habituales, cerca de 300, “algunos con una situación cronificada por tratarse de personas mayores o enfermas que no pueden acceder al trabajo”.

Aunque las dificultades son muchas, Misa alerta de que “lo peor está por venir porque hay mucha gente viviendo de los ahorros sin ingresos”. Pese al incremento de peticiones, esta organización trabaja “para que nadie se vaya sin alimentos”, “repartimos productos básicos, pasta, aceite, congelados... Y hacemos bolsas dependiendo del número de  miembros de la familia”. Además, “repartimos productos de higiene para ayudar a dignificar a la persona”.

Un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas 

 El reparto de comida de ayer tuvo una connotación especial. Antes de iniciar la entrega, los voluntarios de la organización junto con los usuarios que hacían cola hicieron su particular homenaje a los fallecidos por la Covid-19, con un minuto de silencio. Todas las personas llevaban un cartel con un lazo negro que extendió el duelo por toda la calle Brasil. Las entregas se ralentizaron por las estrictas medidas de seguridad sanitaria, con distanciamiento, mascarilla y reparto de uno en uno, con lavado de manos y guantes para poder recoger las piezas de fruta y el pan a añadir a la cesta de la compra con la que poder aguantar unas cuantas semanas.

“Vamos a necesitar ayuda para atender todas las peticiones”

El responsable de la ONG y los voluntarios, junto a los usuarios en el minuto de silencio.

El responsable de la ONG y los voluntarios, junto a los usuarios en el minuto de silencio.

 El responsable de Vida Digna reconoce que “vamos a necesitar ayuda” para atender el incremento de demanda. Esta entidad nació hace más de 15 años en Vigo vinculada a la Iglesia Evangélica y cuenta además con un comedor social y ropero. Santiago Misa agradeció la labor de los servicios sociales del Concello y a su concejala Yolanda Aguiar, que nos “ha adelantado la subvención” y a la Xunta que “ ha hecho varias aportaciones”. También destacó las donaciones de empresas privadas como Pescanova, que regaló a la entidad una cámara frigorífica, o a Frutas Nieves entre otras, pero  lanza un SOS, “porque toda ayuda es poca”.  De hecho, confía en poder llegar a un acuerdo con el Banco de Alimentos para poder conseguir su colaboración. “Hay personas individuales que aportan lo que pueden Todo es bienvenido”. Quien desee colaborar puede hacerlo llamando al 986 4179 31 de 10 a 13,30 de lunes a viernes o en la cuenta ES8721002301540200182047 de  La Caixa.

Comentarios