Vigo

La Cofradía del Cristo suspende la procesión por la crisis sanitaria

Vigo

vigo

La Cofradía del Cristo suspende la procesión por la crisis sanitaria

La procesión del Cristo de la Victoria reúne a cientos de miles de fieles el primer domingo de agosto.
photo_cameraLa procesión del Cristo de la Victoria reúne a cientos de miles de fieles el primer domingo de agosto.
La crisis sanitaria obliga a cancelar la mayor manifestación religiosa de Vigo, con consenso de autoridades municipales y eclesiásticas. La talla no saldrá de la Concatedral pero se mantienen los oficios religiosos con aforo máximo de 80 personas.

La expresión religiosa que congrega mayor número de fieles, la procesión del Cristo de la Victoria, no saldrá este año el primer domingo de agosto. Así se lo comunicó ayer la directiva de la Cofradía al alcalde Abel Caballero. Será la primera vez en que la talla no salga en más de 200 años. El origen de la devoción se relaciona con la reconquista de la villa a los franceses, en 1809. 

El regidor mostró todo su apoyo a la decisión de la Cofradía y afirmó que el pregón se mantendría, como es tradicional, en el pazo de Quiñones de León. Además ofreció su colaboración para la instalación de una pantalla gigante en el exterior de la Concatedral y la colocación de sillas en el atrio para completar el aforo limitado por el protocolo.
Desde la Cofradía destacaron la buena disposición municipal y el interés del Concello de que todo transcurra de la mejor manera ofreciendo recursos. Aseguraron que se llega a esta determinación, siguiendo las recomendaciones sanitarias y habiéndolo consensuado con las autoridades municipales y eclesiásticas: “La Cofradía toma esta decisión en cumplimiento de la normativa actual sanitaria y para no poner en riesgo la salud de la población”, apuntaron en un comunicado a los medios.

Se mantendrá la celebración de la novena por la mañana y por la tarde, con la invitación a un religioso de referencia para ejercer de predicador durante la misma.

También se mantendrá la misa solemne el día de la efeméride,  a las 11 horas; en el resto de la jornada se oficiarán misas a cada hora en punto por la mañana y a las media por la tarde. Para garantizar las medidas higiénico sanitarias el aforo del templo estará limitado a 80 fieles para respetar la distancia de social.
También se mantendrá la tradicional imposición de las medallas a los nuevos cofrades, que tendrá lugar después de la novena de la tarde del viernes anterior al domingo de procesión. La ceremonia tiene lugar cuando los fieles ya abandonaron el templo. Desde la Cofradía animan a los vigueses a sumarse a los fieles que ya forman parte de ella. El plazo para realizar la solicitud está abierto hasta el mismo día.
El jueves previo al Cristo se suspende otra cita ya tradicional, la Misa de los Enfermos por cuestiones de prevención, pues va dirigida a un colectivo vulnerable.

Más en Vigo
Comentarios