Atlántico

VIGO

Circula 14 km en dirección contraria por la A-55 huyendo de la Policía

Un conductor portugués circuló 14 kilómetros en dirección contraria por la autovía Vigo-Porriño huyendo de la Policía. Fue detenido tras impactar contra la Guardia Civil
El coche del "kamikaze" fue interceptado ya en Vigo. A la derecha, el conductor, inmovilizado.
El coche del "kamikaze" fue interceptado ya en Vigo. A la derecha, el conductor, inmovilizado.
Circula 14 km en dirección contraria por la A-55 huyendo de la Policía

 La autovía entre Vigo y Porriño se convirtió en la madrugada de ayer en escenario de una persecución policial al más puro estilo de Hollywood. Un conductor luso de 34 años, al volante de un viejo Renault Clío,  puso en jaque a la Policía Nacional, que requirió apoyo de la Policía Local y Guardia Civil para  cerrar la A-55, después de que durante su  fuga circulara hasta 14 kilómetros en dirección contraria.

Todo comenzaba sobre las 3,00 de la madrugada cuando una dotación de Policía Nacional, de la brigada de seguridad ciudadana,  se percató de cómo un vehículo situado en el semáforo de la Carretera Vieja de Madrid, al ver a la patrulla, aceleraba bruscamente, saltándose dicho semáforo y los siguientes a la altura del seminario para cruzar los cuatro carriles de entrada y salida de la ciudad por la A-55 iniciando su huida dirección Portugal.
La dotación inició entonces la persecución del Clío que no atendía a las indicaciones acústicas  luminosas  y que zigzagueaba a gran velocidad para evitar el adelantamiento. En su trayecto, seguido por la Policía en paralelo, giró bruscamente obligando al vehículo policial a frenar para impedir el impacto.

Ante dicha conducción temeraria se solicitó apoyo de la Policía Local y Guardia Civil, cuyas dotaciones cerraron la autovía para cercar al conductor y evitar accidentes. Al llegar  a la primera salida de O Porriño, la Guardia Civil le cortó el paso, pero el conductor giró hacia la N-120 en Sanguiñeda y se incorporó de nuevo a la A-55 en dirección contraria hacia Vigo, de forma temeraria.

El ‘kamikaze’ circuló 14 kilómetros hasta tomar la salida de Segade-Bembrive, donde un vehículo de la Guardia Civil le cortó el paso. El conductor, sin frenar, embistió  el coche patrulla. Pese al siniestro, trató de nuevo de incorporarse a la autovía en dirección contraria, pero los vehículos policiales que le perseguían se lo impidieron, por lo que en una maniobra brusca se introdujo por un carril sin salida, impactando contra el quitamiedos y un muro y quedando literalmente encajado, sin posibilidad de huida. Es en ese momento, cuando los agentes le inmovilizaron en su propio vehículo, procediendo a su detención por conducción temeraria. Los dos efectivos de la Guardia Civil que se encontraban en el vehículo embestido necesitaron atención médica. El arrestado, que tenía una detención anterior, se negó a someterse a las pruebas de alcohol y drogas. El vehículo fue retirado por la grúa municipal al depósito y se iniciaron las gestiones para comprobar la titularidad del coche con la Policía portuguesa.