VIGO

Cerradas todas las bateas en la Ría

La 'marea roja' afecta ya al 70% de los polígonos de mejillón en Galicia. En los últimos días el Intecmar prohibió la extracción del molusco en 11 zonas, entre ellas Vigo, Cangas y Redondela, donde tampoco se puede extraer ostra.

En la Ría de Vigo hay medio millar de bateas cerradas por causa de la toxina. La Ría de Pontevedra está clausurada, la de Muros y parte de Arousa.
En la Ría de Vigo hay medio millar de bateas cerradas por causa de la toxina. La Ría de Pontevedra está clausurada, la de Muros y parte de Arousa.
Cerradas todas las bateas en la Ría

El episodio de 'marea roja' que está afectando a los bateas de mejillón en Galicia desde hace semanas se ha recrudecido en los últimos días con más cierres que dejan el 70% de los polígonos clausurados. El pasado jueves, el Instituto Tecnolóxico de Control do Medio Mariño (Intecmar) prohibía la extracción en 11 zonas en las Rías Baixas dejando a toda la Ría de Vigo sin poder capturar el molusco bivalvo. Ni Vigo, ni Cangas, ni Redondela -donde tampoco se puede extraer ostra- y también hay prohibición absoluta en Baiona, Bueu, Portonovo y Muros-Noia. La clausura es parcial en la Ría de Arousa -es la que concentra un mayor número de bateas- con ocho polígonos cerrados, junto con otro en la Ría de Ares-Betanzos y en Corme-Laxe.


En total son cerca de 40 las zonas donde el Intecmar prohíbe extraer mejillón de los 56 polígonos que hay en Galicia debido a la presencia de la toxina lipofílica.
La proliferación de la toxina diarreica es habitual en esta época del año, con la llegada de la primavera, por lo que no ha cogido por sorpresa al sector. Además, por el momento no está teniendo consecuencias negativas ya que marzo y abril son meses de desove y el mercado demanda, por lo general, menos producto ya que el bivalvo tiene menos carne y hay poco mejillón de talla comercial para abastecer a  los mercados. No obstante, si el episodio se prolonga en el tiempo, sí podría afectar a la producción. 


Los primeros polígonos que cerró el Intecmar fueron en la ría de Muros-Noia a comienzos de marzo y la marea roja se extendió a continuación por el resto de Galicia.
La 'marea roja' es un fenómeno natural que se produce por microalgas presentes en el fitoplancton marino, que forma parte del alimento de los moluscos, y que bajo condiciones ambientales favorables se multiplican. En la propagación de la toxina lipofílica influyen muchos aspectos como los vientos, las corrientes o la temperatura de agua.En Galicia hay más de 3.300 bateas de mejillón, de las que 2.300 están en Arousa y 480 en la ría viguesa. Hay cerca de 60 polígonos de bateas -el grueso en la Ría de Arousa-, de los que ayer no se podía extrar mejillón de una veintena y no se descartan más cierres en los próximos días si avanza la toxina.