El yacimiento castreño fue el segundo más frecuentado detrás del Museo de Castrelos y por delante de Mirambell

O Castro perdió más de 5.000 visitas con el horario reducido

La yacimiento de O Castro reabrió sus puertas en febrero de 2010 tras una rehabilitación.
La reducción de horarios impuesta a los museos y yacimientos municipales para ahorrar costes provocó un descenso en las visitas.
El más afectado, el poblado de O Castro que pasó de las 12.912 entradas de 2011 a 7.247 el año pasado. Así, el área arqueológica recuperada hace tres, abrió 237 días en los que pasó de las 20 horas semanales en los meses de enero, febrero y marzo, a 10 en abril, octubre, noviembre y diciembre; mientras que de mayo a septiembre tan solo estuvo disponible ocho horas a la semana. Por meses, los que mayor afluencia presentaron fueron marzo, febrero y agosto, donde superaron las 800 visitas. En el extremo contrario, junio, julio, septiembre, octubre y diciembre, donde no alcanzaron las 500 entradas.

Según los registros municipales, la procedencia local fue la más numerosa, con 2.226 asistentes; seguida por residentes en otros municipios pontevedreses. Con nacionalidad española pasaron por O Castro en 2012 más de 1.300 personas, 779 de países europeos, 229 de América Latina y 145, de otros continentes.

Muy por debajo de esta cifra se sitúa el número de visitas registrado en la villa romana de Mirambell, en Toralla, que no superó las 2.280. Al igual que en el poblado castreño se establecieron tres horarios diferentes por estacionalidad: De enero a marzo abrió cuatro horas a la semana; en abril, octubre, noviembre y diciembre, solo dos horas; y de mayo a septiembre, 8 horas semanales aprovechando la mayor afluencia a las zonas de playa. En estos cinco meses alcanzó las mayores cuotas, en torno a las 300 entradas mensuales (420, en julio). Abrió 86 día, unas 260 horas en todo el año.

De los espacios museísticos dependientes del Concello, el más frecuentado es el museo de Castrelos, que con sus dos sedes (Quiñones de León y la pinacoteca Fernández del Riego en el Casco Vello acogió a cerca de 10.500 visitantes. En 2012, las salas de Castrelos ofrecieron exposiciones de pintura y artes decorativas pertenecientes a las colecciones histórica del centro con motivo de su 75 aniversario. Mientras, en el Casco Vello, la pinacoteca mostraba lo más significativo del arte gallego.n

Te puede interesar