Después de 44 años, la comunidad religiosa teme echar el cierre ante la falta de ayudas, la deuda con la empresa del agua y el impago de 5 millones por parte de la Xunta

El castillo de Pambre y Aqualia ahogan a los Hermanos de Teis

El castillo de Pambre, en Palas de Rei, uno de los históricos de Galicia, fue donado a los Hermanos Misioneros de Teis.
La herencia por vía testamentaria del histórico castillo de Pambre, en Palas de Rei-Lugo, se ha convertido en una auténtica losa para los Hermanos de los Enfermos Pobres de Teis, una comunidad de religiosos que lleva desde 1967 trabajando en Vigo y que pasa por sus peores momentos por la falta de ayudas y la acumulación de deudas que ponen en peligro la continuidad de su obra social.
En parte se podrían solucionar con los cinco millones de euros prometidos por la Xunta para hacerse con la fortaleza, de finales del siglo XIV, y una de las pocas de Galicia que se libró de la furia de los Irmandiños, pero los problemas financieros del Gobierno gallego repercuten sobre este contrato.
'No nos ha llegado ni un euro de los cinco millones pactados. Hay buena predisposición, pero no hay dinero. Por lo menos ahora ya no nos cuesta mantenerlo, e incluso el alcalde de Palas se portó muy bien con nosotros y ha puesto una chica que enseña el castillo', explica el hermano Donaire, habitual portavoz de la congregación, formada por ocho hermanos, que con 25 trabajadores se ocupan de dar de comer y mantener a más de 200 personas 'fijas' y a un número indeterminado de 'transeúntes', más de una veintena diaria.
A todo ello, ahora tienen que añadir una deuda con Aqualia por 8.000 euros que les ha cogido por sorpresa. Hasta ahora, como entidad social, estaba exenta del pago, pero la prórroga de la concesión por el alcalde parece que dejó fuera este cláusula. No obstante, Donaire está tranquilo. 'Hablamos con ellos -los responsables de Aqualia- y fueron muy afables y comprensivo. La deuda es de 8.000 euros, esperamos que se resuelva', explicó.
El problema más serio está en sus fuentes de ingresos: 'Por Navidad la gente nos da víveres, si no fuera por esto tendríamos que haber cerrado', reconoce. La Xunta aporta 120.000 euros de subvención y el Concello 22.000. 'Le dije al alcalde que si se hacía cargo del albergue -del Padre Carlos- tendrá que destinar más de un millón d euros al año entre personal, luz agua y los usuarios', avisó.

Donaire: 'necesitamos 3.000 euros al día'

'Lo del Castillo de Pambre no está todavía resuelto', se lamenta Donaire, quien reconoce que contaban con el dinero para pagar sus deudas 'y que nos fuera un poco mejor, la verdad es que estamos angustiados', explicaba ayer. La realidad es que la congregación tiene cada vez menos ingresos y más gastos . 'Con los 5 millones se arreglaba momentáneamente, el problema, pero necesitamos 3.000 euros diarios para mantener todo', incluida la gente que come y duerme en su centro de Teis, 'y los que vienen de paso. El otro día nos enviaron a 13 venezolanos que no sabían que hacer con ellos en la prisión de A Lama, porque no tenían por qué estar allí. Lo nuestro es un milagro diario, ya se lo dije al de Aqualia. Es la providencia, que nos ayuda, pero ahora habrá que hacer algo más'.

Te puede interesar