Atienden a 6.000 personas en la ciudad anualmente y prevén un gran repunte por el aumento de parados

Cáritas pide 200 euros a las empresas viguesas ante la avalancha de necesitados

Desde la dcha., Orois (Cámara de Comercio), Alvariño (CEP), Dorrego (Cáritas Diocesana Tui-Vigo) y Bahíllo (Club Financiero Vigo). foto: lydia miranda.
Cáritas Diocesana de Tui-Vigo urge a los empresarios de la ciudad que colaboren con su programa ‘Empresas con corazón’ para ayudar al colectivo de desfavorecidos sociales, que se ha visto incrementado notablemente por el aumento del paro y las dificultades económicas. La organización atiende anualmente a unas 6.000 personas en Vigo y los trabajadores sociales están desbordados de trabajo ante la gran avalancha de demandantes, explicó su director Ángel Dorrego.
Aumento del paro, cierre de empresas, regulaciones de empleo y cada vez más familias sin ingresos. ¿Les suena? La crisis económica está provocando que situaciones como ésta se hayan convertido en algo habitual y organizaciones como Cáritas se están viendo desbordadas ante el incremento de personas que piden ayuda. Es el caso de Cáritas Diocesana Tui-Vigo, cuyo director, Ángel Dorrego, ha lanzado un mensaje de urgencia a los empresarios de la provincia para que ayuden con la causa. ‘En Vigo hay más de 25.000 compañías y aspiramos a que al menos 2.000 den 200 euros al año’, comentó Dorrego, quien admitió que le daba ‘vergüenza’ decir el número de firmas que colaboran con el programa ‘Empresas con corazón’ porque ‘son muy pocas’. Dorrego adelantó que la situación se va a complicar a medida que avance el otoño. ‘Habrá más parados y gente a la que se les haya acabado el subsidio de desempleo’. ‘Ya estamos notando un repunte de personas necesitadas y creemos que vamos a tener dificultades hasta finales de 2010’. Por eso Cáritas reunió ayer a responsables del Club Financiero Vigo, con su director Jesús Bahíllo; el presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra, José Manuel Fernández Alvariño; y el gerente de la Cámara de Comercio de Vigo, José Manuel García Orois, que mostraron su interés por la iniciativa y su disposición a colaborar. Podrán hacerlo con donativos económicos o facilitando la incorporación de desempleados al mercado laboral, prestando servicios de forma gratuita o cediendo infraestructuras. Cáritas ayudó económicamente a más de 2.800 personas el año pasado en Vigo y atiende anualmente a unas 6.000. Más del 20% de los habitantes en Galicia están al borde de la exclusión social, la mayoría ancianos, madres solas con hijos y rentas bajas.

Repunte de casos de depresión

Cáritas Diocesana de Tui-Vigo cuenta con 556 voluntarios, 250 socios y 179 donantes, que ayudan a colectivos desfavorecidos, como ancianos, madres soltera con cargas familiares, inmigrantes personas en paro y sin ningún tipo de cobertura social. Las labores de esta organización incluye ayudas económicas (gasto de dentista, pago de pensiones o vales para comprar productos de primera necesidad), atención a domicilio a personas de la tercera edad que viven solas o ayuda psicológica (repunte de gente con cuadros de estrés, depresión y problemas mentales). La entidad social está abierta a diferentes posibilidades de colaboración por parte de las empresas y resalta que es fundamental el apoyo de éstas ‘para poder mantener el mismo nivel de ayudas en el futuro’, un futuro que estará marcado por un aumento de demandantes, derivado de las graves dificultades económicas actuales.

Te puede interesar