Cáritas duplica en apenas un año las solicitudes de ayuda

Dorrego define el perfil del solicitante como de una familia española monoparental con hijos.
La organización recibió diez peticiones diarias de alimentos y 21 para alquileres al mes
La crisis ha hecho mella en Vigo. Durante el año pasado, Cáritas Diocesanas recibió el doble de solicitudes de ayuda que en el ejercicio anterior y cuadriplicó las del 2006. El perfil de los usuarios de esta organización es el de una familia monoparental con hijos a su cargo y de nacionalidad española. La tendencia actual, según asegura el presidente de Cáritas en Vigo, Ángel Dorrego, es ‘a mantenerse el número de personas que acuden a nosotros, es como si la situación se hubiera estabilizado y la gente hubiera encontrado fórmulas para ir capeando el temporal’. Lo que sí se ha reducido es el número de extranjeros, un colectivo que en estos momentos es mucho menor que el de nacionales.
Diez personas por día
Uno de los indicadores más alarmantes de la situación que viven muchas familias viguesas son los pedidos de alimentos, que durante el año pasado ascendieron a unas 3.500, lo que supone que diez personas pidieron apoyo a Cáritas para poder comer. Otro tanto sucedió con las ayudas para el pago de los alquileres, que fueron solicitadas por unas 250 personas, mientras que en el caso de las facturas de electricidad, agua y otros servicios básicos fueron cerca de trescientas las peticiones recibidas en las oficinas de Cáritas Diocesanas. Para Angel Dorrego la situación que se vive en determinados colectivos de la ciudad ‘es muy delicada y buena prueba de ello es el aumento que hemos registrado el año pasado en el número de solicitudes de ayuda’. La tendencia de la situación, según explica, ‘es de cierta estabilidad, aunque todavía no podemos decir que ya pasó lo peor porque la mayoría de las peticiones llegan a partir del mes de mayo y en el de septiembre, por lo que habrá que esperar para saber cuál es la evolución’.

Te puede interesar