Atlántico

VIGO

La Canalla cambia las telas por las palabras en el Marco

Su intervención clausuró el ciclo “Espazo en espera” que dio cuatro días de vida al museo 
Patricia, de La Canalla, marcando las primeras pautas del traje realizado con las palabras cosidas.
Patricia, de La Canalla, marcando las primeras pautas del traje realizado con las palabras cosidas.
La Canalla cambia las telas por las palabras en el Marco

nnn “Vísteme a modo que teño presa”. Con este dicho popular, Francisco y Patricia Soto Gil, La Canalla, invitaron a los usuarios del Marco a despedirse del ciclo “Espazo en espera”, comisariada por A Artística. Con su intervención, tomaron la huella dejada en las tres jornadas creativas anteriores y fusionándola con su propia experiencia, crearon la memoria de las acciones.

“Le pedimos a la gente que escriba sus reflexiones y sus ideas de cómo llenar este vacío en el Marco y nosotros coseremos las palabras”. Así, Francisco y Patricia, sentados ante una máquina de coser en cada una de las salas, enlazaban papel reciclado en una larga tira con la que diseñaron un traje al final de la jornada. Feminismo, ‘berros’, libertad... fueron algunas de las propuestas.
Los de La Canalla, centrados en su labor, eran ajenos al ir y venir constante de visitantes que sin miedo a tocar, participaban en la acción, cosiendo en una esquina, realizando su propia performance con los materiales de la sala, cortando patrones o dejando su mensaje en las paredes, completamente decoradas con pintadas y graffitis que daban testimonio de la actividad de los días anteriores. “Incorporaremos a nuestra obra los textos y las palabras que nos dejaron los artistas, nuestra intención es que esta acción nos de que pensar”, afirmó Francisco, quien puntualizó su naturaleza como artesanos: “Somos creadores, porque la moda no es arte; es algo efímero”.
Con esta clausura a cargo de costureros, el objetivo de A Artística fue favorecer “una nueva relación entre artistas y artesanos dentro del ámbito creativo”, tal y como señala Alfredo Rodríguez. Tras cuatro días de acción artística en el Marco solo queda la huella física de “la aportación más analógica, el taller de costura”. Para los coordinadores el ciclo logró su objetivo: “el público se acercó de otra manera más familiar al museo, consiguió entrar en diálogo, interactuar con las propias salas; por ello nuestra valoración es muy positiva”, puntualiza Rodríguez.
A lo largo de los cuatro días pasaron cerca de medio millar de visitantes por el Marco, entre 100 y 120 en cada sesión, en un ir y venir constante. En la iniciativa participaron diez creadores relacionados con la ciudad, invitados por A Artística (Alfredo y Olga): Mónica de Nut, Laura Iturralde, Avelina Pérez Silvia Penas, Xavier Bértolo, Diego Buceta, Ailén Kedelman, Miriam Rodríguez y La Canalla (Francisco y Patricia).n