Atlántico

VIGO

La campaña de la gripe ya cerró las citas del primer mes

Vigo mejora sus cifras pero aún sigue siendo el área sanitaria de Galicia en la que se vacunan menos pacientes, un 54,64%
Ángeles Feijóo-Montenegro, Alfonso Rubio y Mar de la Peña, ayer en Vigo.
Ángeles Feijóo-Montenegro, Alfonso Rubio y Mar de la Peña, ayer en Vigo.
La campaña de la gripe ya cerró las citas del primer mes

 Los centros de salud del área viguesa ya tienen el primer mes completo en la agenda de citas para la vacuna antigripal y tienen preparadas salas específicas para ello.

 La campaña comienza el próximo lunes, antes que otros años porque se espera que la gripe se adelante, y se prolongará hasta el 27 de diciembre en Galicia.
 En noviembre comenzará el envío de sms y las llamadas telefónicas a los pacientes de 65 a 74 años que no hayan pedido aún cita para la vacuna. El año pasado se hicieron 1.700 llamadas en la comarca de Vigo y convencieron a un 15%.
La Comunidad Autónoma gastó este año 1,2 millones más en estas vacunas que se administran de forma gratuita. Con un presupuesto de 3,4 millones de euros adquirió 615.000 dosis de vacuna para repartir en centros públicos y privados (son 180.000 más que en 2018)  y aspira a llegar a una cobertura del 65% de la población diana, la misma que logra La Rioja. El año pasado murieron 26 personas (en toda Galicia fallecieron 132) y otras 371 fueron hospitalizadas en el área sanitaria como consecuencia de la gripe. Vigo mejora cada año sus cifras pero sigue siendo el área de Galicia que menos se vacuna, con un 54,64%, cuatro puntos por debajo de la media. El año pasado se administraron 87.246 dosis, de las que el 75% eran mayores de 65 años.
La vacuna evita la gripe o en el peor de los casos suaviza los síntomas. Y este año tendrá mayor alcance porque en lugar de tres virus incluyó cuatro (dos cepas de A y dos cepas de B). “Vale la pena probarla” decía estos días un facultativo vigués. La vacuna tetravalente es la gran novedad de este año. Hay dos, una de cultivo tradicional (en huevo) para niños de 6 meses a 14 años con patología de base  y la tetravalente de cultivo celular (más estable) para embarazadas y personas de 15 a 65 años con factores de riesgo. Otro cambio es que compraron un 72% más de vacuna adyuvada (trivalente) porque se ofrece a partir de los 65 años (el año pasado era a los 75) y la inclusión de prematuros nacidos antes de la 32 semanas que tengan entre 6 meses y 2 años, así como en personas con problemas de coagulación. La población diana siguen siendo los mayores de 60 años, personas con factores de riesgo por ejemplo por tener dolencias crónicas, embarazadas, personal sanitario y de servicios esenciales, cuidadores de mayores y enfermos, entre otros.
La jefa territorial de Sanidad en Pontevedra, Ángeles Feijoo-Montenegro, junto con la subdirectora de Procesos de Enfermería del área de Vigo y coordinadora de la campaña, Mar de la Peña Cristiá, y el secretario territorial da Xunta en Vigo, Alfonso Rubio, presentaron ayer la campaña antigripal.
El poco de la gripe llegó el año pasado a finales del mes de enero  y aunque su incidencia fue más baja  que en años anteriores duró más tiempo. Los últimos casos se registraron en mayo. El virus mayoritario que circuló fue el A. La gripe A es la aviar y la B la de mamíferos, y esta última es que  provoca mayores complicaciones.
En cuanto a los profesionales sanitarios, en el área de Vigo crece el número de los que se vacunan. Ellos comenzaron a vacunarse el  7 de octubre. El año pasado se vacunaron el 47,33% de los profesionales sanitarios de Vigo, diez puntos más que en 2017. La conciencia es mayor en Primaria con una cobertura del 56,08% y del 43% en el hospital. El mayor salto se da en enfermería, con más personas vacunadas en Primaria que en los hospitales. Una de las razones puede ser porque la media de edad de la enfermeras de hospital es menor y los jóvenes son más reacios.
Los profesionales sanitarios recordaron ayer que el periodo de incubación de la gripe es de 48 horas y que se puede contagiar antes de que se presenten los síntomas. Recordaron la importancia de taparse en el momento de toser o estornudar, del lavado de manos y otras medidas de prevención además de la vacuna en sí. Por otro lado, contaron que los picos de mayor vacunación en Galicia se registraron en 2003 por un síndrome respiratorio agudo grave, en 2005 por la gripe aviar del Sudeste asiático y en 2009 por la gripe A, en concreto del nuevo virus AH1N1 que había generado una alarma desproporcionada.n