Atlántico

VIGO

Buscan al agresor de una mujer herida de un golpe en la cabeza

La víctima fue encontrada por una vecina en un charco de sangre en la puerta de su casa

La mancha de sangre dejada por la víctima junto a la puerta de su casa fue cubierta con serrín.
La mancha de sangre dejada por la víctima junto a la puerta de su casa fue cubierta con serrín.
Buscan al agresor de una mujer herida de un golpe en la cabeza

La Policía Nacional busca al presunto agresor de una mujer de 37 años que en la madrugada de ayer resultó herida de gravedad en la cabeza. La víctima se encuentra ingresada en el hospital Álvaro Cunqueiro, donde fue trasladada tras ser localizada por una vecina a escasos metros de su casa, situada en una de las travesías de la calle Numancia, en el Calvario, en medio de un charco de sangre. 

Los gritos procedentes de la casa de la herida, donde vivía con su hijo menor de edad, despertaron sobre las cinco de la madrugada a varios vecinos, uno de los cuales alertó a la Policía avisando que "estaba ella tirada en el suelo y que sangraba mucho y que él había huido del lugar". Por el momento se desconocen las causas que originaron la agresión, aunque algunas personas que conocían a la víctima aseguraron que el hombre "solía venir por la casa" donde la mujer, natural de Guinea Bissau, vivía con un hijo menor de edad fruto de otra relación. Según los testimonios de los vecinos, el niño habría presenciado la agresión a su madre y fue visto llorando con los policías que le atendieron en el lugar de los hechos. 
La mujer presentaba varios golpes en la cabeza, de los que sangraba profusamente y que pudieron ser oídos por otro vecino que manifestó haberse despertado con "unos golpes secos. Pensé que era alguien dando en la pared con un palo y como no escuché a nadie gritar no me di cuenta de lo que había pasado hasta que llegó la Policía". 

Presencia policial
Algunos de los moradores de la zona aseguraron desconocer la agresión y algunos achacaron la fuerte presencia policial en el barrio a alguna riña callejera originada por el trapicheo que algunos aseguraron se registra en algunos puntos, como el parque existente en la zona.

Los agentes  acordonaron la calle durante varias horas, buscando el palo con el que supuestamente habría sido agredida la mujer en las inmediaciones de la casa, en los contenedores de basura y en las fincas colindantes a la casa, rodeada por terrenos llenos de maleza. Al lugar también se trasladaron agentes de la Policía Científica, que estuvieron en el lugar hasta bien entrada la mañana.  n