El Belén cobró vida con los alumnos de San Francisco

Los alumnos de San Francisco protagonizaron un año más un belén viviente en su centro.
Un patio interior de 600 metros cuadrados fueron suficientes para que 61 intérpretes y 22 personas de apoyo dieran vida un año más al Belén.
Ante un público numeroso, compuesto por familiares, amigos y representantes políticos representaron las escenas que comienzan con la Anunciación, continúa con el deambular de María y José para finalizar con el Nacimiento en la cueva y la adoración del niño. Vestuario y escenografía (mercado, gruta, palacio, campo) fueron estudiados y reproducidas hasta el más mínimo detalle hasta conseguir la recreación de cuadros vivientes.
El representación finalizó con un misa, donde se recibieron las ofrendas de los alumnos participantes, todos con discapacidad intelectual.

Te puede interesar