Atlántico

VIGO

Los bailes de los locos años 20 conquistan el centro

Coreografías de lindy hop y claqué con música swing conmemoraron el aniversario de Frankie Manning y Bill Robinson

Los bailes de los locos años 20 conquistan el centro

Frankie Mannig nació el 25 de mayo de 1914 y Bill Robinson, el 26 de mayo de 1878. Son los principales referentes del lindy hop y del claqué, por lo que bailarines de estas disciplinas celebraron ayer con coreografías sus aniversarios de forma simultánea en distintas ciudades del mundo. Vigo, a través del club MayeuSwing, se unió a este homenaje colectivo por cuarto año consecutivo con una exhibición en Porta do Sol. 


Sobre un centenar de admiradores de la estética y de la música de los locos años 20 y comienzos de los 30 se dieron cita  para moverse a ritmo de swing. “Engancha porque es muy sociable y sencillo, con un par de clases ya se puede salir a bailar”, señala Sergie Descayre, que junto a Lucía Estévez, lleva cuatro años enseñando estas disciplinas: “En este tiempo debieron pasar por nuestras clases unos 800 vigueses”.


El lindy hop se mueve a ritmo de swing o jazz, mientras el claqué se adapta a un mayor número de melodías. “La clave del claqué está en los zapatos con placas, no pesan, pero es necesario controlar la técnica”.
Son muchos los motivos que siguen atrayendo a los bailarines a practicar unas disciplinas de las primeras décadas del siglo pasado. Así, Alejandra y Roi se sintieron identificados por la estética. “Me gusta esa forma de vestir”, reconoce ella, mientras su compañero señala el carácter desenfadado del baile su principal enganche. Procedentes del patinaje artístico y de las artes marciales, el lindy hop es el primer estilo de baile que practican.
Lucas y Toya compartieron coreografía, aunque él es de lindy hop y ella prefiere el claqué. “Llegué a esto a través de un amigo, en un momento de bajón, me sentí tan bien que ahora soy profesor”. En el caso de Toya fue la musicalidad del claqué lo que le llamó la atención. “Me interesó por su sonoridad, tanto se puede bailar con swing como con funky”.
Martín estudia piano en el conservatorio Mayeusis y entró en contacto con el lindy hop: “A mi pareja y a mi nos gusta el jazz, ya practicamos otros bailes, y nos pareció una actividad para hacer juntos”.n