Vigo y provincia registraron 90 casos en 2012, superando los niveles de hace cuatro años

Aumenta la tasa de suicidios, que se disparó con la crisis

Una mujer resultó herida al precipitarse al patio de luces en Tomás Alonso en 2013.
El último año estadístico registrado sobre suicidios, 2012, refleja que la tasa de este tipo de muertes sigue la tendencia al alza en Vigo y el resto de la provincia, que ya había retomado en 2011, tras un paréntesis el año antes con el primer descenso desde que se inició la crisis. De hecho, los fallecimientos se dispararon coincidiendo con la recesión económica, llegando entonces a los 102. La cifra que el Instituto Nacional de Estadística publica referente al último ejercicio sitúa en 90 los suicidios en la provincia, de los que sobre 40 tuvieron lugar en Vigo y en 87 si se habla de residentes.
El crecimiento que ya se había detectado en 2011, con un 30% respecto a 2010, cuando las muertes se cifraron en 64, no se ha frenado sino que sigue en aumento, con ocho casos más.

A falta del balance del año que acaba de finalizar, las primeras estadísticas apuntaban a una muerte consumada o en tentativa cada cuatro o cinco días. Sólo entre el mes de diciembre pasado y este mes de enero, la Policía se ha enfrentado a cuatro muertes sin signos de violencia, algunas de las cuales se sospecha que infringidas por propia voluntad de las víctimas. El cuerpo de una mujer de 50 años aparecía flotando en la ría. La familia de la fallecida había denunciado su desaparición, después de que ella mintiera sobre un viaje que iba a realizar.

A los suicidios consumados se añaden las tentativas, como la ocurrida en el seno de la plataforma de afectados por las hipotecas.

Te puede interesar