El conductor del vehículo dio un resultado de 0,22 miligramos de alcohol por aire expirado. Un autobús escolar chocó con un furgón sin que ningún niño resultase herido

Atropella a una madre y sus hijos en un paso de cebra

La mujer y sus hijos fueron atropellados cuando atravesaban la calle por un paso de cebra.
En las últimas horas se registraron dos accidentes de tráfico con menores en diferentes puntos de la ciudad. Uno de los siniestros fue el atropello de una madre con sus dos hijos de corta edad, todos ellos heridos leves, y el otro el choque de un autobús con veinte escolares en su interior contra otro vehículo.
En este caso ninguno de los menores sufrió daños y todo quedó en un susto.
Una mujer y sus dos hijos, uno de ellos un bebé de 13 meses y otro un niño de 4 años, fueron atropellados por un vehículo cuando atravesaban la calle Salamanca por un paso de cebra. Los integrantes de la familia sufrieron heridas de carácter leve y fueron trasladados a centros sanitarios de la ciudad. Por su parte, el conductor del coche que los arrolló dio 0,22 en la alcoholemia que la practicaron los agentes de la Policía Local, que abrieron diligencias para investigar las causas de este accidente de circulación.
También en las últimas horas se produjo otro siniestro en el que se vieron involucrados menores. En este caso se trató de una colisión entre un autobús escolar, con veinte niños en su interior, con un furgón que se produjo en la calle Cháns, en la parroquia de Bembrive. Como consecuencia de la colisión el conductor del furgón sufrió un corte en el cuero cabelludo, rechazando la asistencia médica. Los escolares que viajaban en el autobús no sufrieron ningún daño.
Por otra parte, un conductor fue sorprendido en la confluencia de la calle Pablo Iglesias con la avenida de la Florida cuando circulaba con una motocicleta sin el correspondiente permiso, por lo que fue identificado por los agentes de la Policía Local y se levantó un atestado por un presunto delito contra ña seguridad vial. También otro hombre, en este caso en la calle Manuel Cominges, fue denunciado por agentes del UMIR de la Policía Local cuando iba al volante de su vehículo y se encontraba bajo los efectos de bebidas alcohólicas. El conductor fue sometido a la prueba de alcoholemia, que en un primer test dio un resultado de 0,94 miligramos por litro de aire expirados y 0,92 en la segunda.

Te puede interesar