Vigo

El juicio por el crimen de Ana Enjamio comienza hoy en Vigo

Vigo

vigo

El juicio por el crimen de Ana Enjamio comienza hoy en Vigo

El acusado de asesinar a Enjamio.
photo_cameraEl acusado de asesinar a Enjamio.
La Fiscalía pide penas que suman 27 años de cárcel para César A.O., presunto asesino de la joven ingeniera Ana Enjamio, y que será juzgado por un tribunal de jurado  desde el lunes, en la sección quinta de la Audiencia Provincial, con sede en Vigo.


Este juicio estaba señalado inicialmente para mediados de noviembre, pero problemas en la configuración del jurado obligaron a posponerlo hasta la semana del 9 de diciembre.
El ministerio público considera probado que el acusado, quien era compañero de trabajo de la víctima y había mantenido una relación sentimental con ella durante unos meses, la sometió a un total "hostigamiento" y acoso desde la ruptura de dicha relación, en julio de 2016, hasta que acabó con su vida, el 16 de diciembre de ese año, en el portal del edificio en el que la chica vivía, en Vigo.

En su escrito de acusación, señala que César A.O. no aceptó el fin de la relación y le insistía constantemente para que volviese con él, llegando incluso a sustraerle el teléfono para enviar fotos de ambos a la anterior pareja de Ana, con la que ella había retomado el contacto. El grado de acoso llegó hasta tal punto que la joven dejó su vivienda por temor y se fue a vivir temporalmente con el chico con el que había retomado amistad. Esa espiral de hostigamiento tuvo su desenlace fatal en la madrugada del 16 de diciembre de 2016. Esa noche, ambos coincidieron en una cena de empresa y, durante todo el tiempo, César estuvo pendiente de Ana, llegando a seguirla a ella y a su grupo de amigos cuando salieron a dar una vuelta después de la cena.
En un momento determinado, el acusado desapareció sin despedirse, al darse cuenta de que Ana iba a regresar a su casa. César se desplazó a toda prisa a las inmediaciones del piso donde vivía Ana y una vez allí, le rajó las ruedas de su coche, que estaba aparcado en la zona, y la esperó, hasta que la joven llegó y sus acompañantes se fueron. Entonces, la atacó. Sin darle posibilidad de defenderse, la arrastró hasta el fondo del portal, donde le asestó al menos 28 cuchilladas en abdomen, pecho y cuello, de las que 12 le alcanzaron el corazón. Después, se fue a casa de sus padres, se duchó y cambió de ropa, y se deshizo del arma del crimen, del teléfono de Ana y de sus ropas.