Atlántico

150 ANIVERSARIO DE SU MUERTE

La Armada recuerda "en casa" a Méndez Núñez

Parada militar ante el monumento al contralmirante vigués en la Alameda, fallecido en 1869
El homenaje, ayer, ante el monumento a Casto Méndez Núñez, en la Alameda.
El homenaje, ayer, ante el monumento a Casto Méndez Núñez, en la Alameda.
La Armada recuerda "en casa" a Méndez Núñez

La Armada rindió ayer un homenaje al contralmirante vigués Casto Méndez Núñez con motivo del 150 aniversario de su fallecimiento, que tuvo lugar en la ciudad de Pontevedra en 1869. El lugar elegido no podía ser otro que la Plaza de Compostela, donde se levanta el monumento que recuerda a Méndez Núñez. A sus pies tuvo lugar un acto militar de honra a los caídos. Dicho acto finalizó con una corona al pie de la estatua de la Alameda. 

El acto estuvo muy concurrido, con numerosa presencia de público y presidido por el almirante jefe del Arsenal de Ferrol, vicealmirante Antonio Duelo Menor. Contó con  la participación de una Fuerza de Honores de la Escuela Naval Militar de Marín, compuesta por dos secciones de guardiamarinas y la Banda de Música de la Escuela Naval, que interpretaron himnos. Entre otros, estuvieron Carlos Font, en nombre del alcalde, así como la diputada Ángeles Marra, la senadora Elena Muñoz, los presidentes de los puertos de Vigo y Vilagarcía, López Veiga y Sagrario Franco,  así como Corina Porro y la parlamentaria Teresa Egerique.  Finalizado el acto militar, se desarrolló a continuación la conferencia “Méndez Núñez, un insigne marino gallego”, impartida por el director del Museo Naval de Ferrol en el Edificio de Sesiones del Puerto.
Casto Méndez Núñez nació en la plaza de la Constitución, donde hay una placa que lo recuerda, y  siendo pequeño se marchó fuera de la ciudad. Sus paisanos no se olvidaron de él y el 22 de agosto de 1890, apenas 21 años después de su fallecimiento, se levantó la estatua que preside la Alameda. También le dieron una calle. El pedestal del monumento fue diseñado por otro insigne vigués, el arquitecto Jenaro de la Fuente, en tanto que la figura es de Agustín Querol, quien también sería autor de la escultura de Elduayen. El bronce representa al marino con unos prismáticos y un sable en una mano y con la otra extendida. Su famosa frase “Más vale honra sin buques que buques sin honra” está en el pedestal.