Vigo

El Concello da luz verde a Barrio do Cura

Vigo

VIGO

El Concello da luz verde a Barrio do Cura

La votación esta mañana en el pleno // Vicente
photo_camera La votación esta mañana en el pleno // Vicente

PSOE y PP votaron a favor de la aprobación inicial esta mañana en el pleno, Marea en contra y el BNG se abstuvo. Para los primeros es “una oportunidad histórica” y para los segundos “la pérdida de una oportunidad histórica”

Para el equipo de gobierno de Vigo hoy fue un buen día para la ciudad por la aprobación inicial de la modificación del Plan General que permitirá iniciar las obras en Barrio do Cura, aunque para eso habrá que esperar al menos un año porque faltan otros trámites antes de la definitiva. Para la oposición la situación es bien distinta: el PP aprovechó para reprochar al gobierno desde el concurso de transporte al del agua pasando por el borrador del PGOM, mientras que Marea y BNG cuestionaron esta “urgencia infinita”. Para PSOE y PP, que votaron a favor es “una oportunidad histórica” y para Marea y BNG “la pérdida de una oportunidad histórica”. A continuación van sus argumentos.

La concejala de Urbanismo, María José Caride, aseguró que “es un buen día para Vigo y para el Casco Vello porque era una zona degradada y promovemos su transformación urbanística, que va a dotar de parques, dotaciones y equipamientos una zona degradada produciendo una transformación urbana imprescindible”, destacó. “Esta vez esto va en serio y va rápido”, dijo y acusó a la oposición de “estar de espaldas a los vecinos”, porque recordó la edil que hace dos años los vecinos de Torrecedeira salían a la calle para pedir mejoras y “esto va a promover una transformación integral”. Añadió que el 52% de la actuación es para uso y disfrute de los ciudadanos de Vigo, “dejen de dar la espalda al desarrollo de la ciudad”.

La responsable de Urbanismo explicó que los objetivos pasan por completar la trama urbana para que el Casco Vello no remate en el Paseo de Alfonso, mejorar el sistema viario, nace un nuevo espacio urbano con una plaza mirador de 2.600 metros cuadrados, equipamientos públicos y privados y zonas verdes respetando el patrimonio histórico. Caride subrayó además que la obligación legal de plazas de aparcamiento son 41 y esta intervención lleva 300 plazas de aparcamiento público.

Recordó que se llega hasta aquí tras la anulación del Plan General y los recursos sobre la clasificación de suelo de la actuación, que había sido aprobada en 2014. Se presentaron 42 alegaciones de las que 14 son atendidas e incorporadas en esta documentación.

Y ya que el PP sacó el tema del borrador del Plan General, María José Caride aprovechó para señalar que la revisión se aprobará inicialmente el próximo año y la definitiva en 2023.

El portavoz del PP, Alfonso Marnotes, puso el acento en que “estamos modificando el Plan del 93 porque se anuló el de 2008, anulación de la que usted, señor alcalde, es el único responsable político”, aseguró, “un plan con consenso político y social”, dijo. Marnotes echó en falta en este proyecto la completa peatonalización del Paseo de Alfonso. Pero además puso sobre la mesa que el gobierno “en pleno estado de alarma se sacó un borrador, elaborado en solitario, que es un paso atrás y renuncia a que Vigo crezca, porque nos convierte en una ciudad resignada y sin ambición, como en los últimos 13 años. Para Marnotes “estamos ante una oportunidad de crear una zona peatonal en el centro de la ciudad. Esta inversión privada tiene que ir acompañada de inversión pública para hacer peatonal Elduayen y el Paseo de Alfonso. Es una oportunidad histórica”.

También de “cuestión histórica” lo calificó el portavoz del PSOE, Carlos López Font, quien subrayó que “hace 25 años que se debería haber solucionado” y parafraseó al alcalde sobre que se están “cosiendo las heridas de la ciudad haciendo que salga una nueva piel brillante, no podría haber mejor definición”, además de añadir que “solo la firmeza del alcalde y este gobierno permitió subir la vivienda protegida”. Respondió a Marnotes señalando que “si se hubiera leído la sentencia de anulación del Plan no estaría haciendo estas afirmaciones” y “hoy el urbanismo de esta ciudad es el de la legalidad, rigurosidad y transparencia” porque “el PP está de espaldas a la ciudad por el plan de la especulación”. También preguntó a Marea y BNG si “¿no les parece suficiente urgencia el deterioro de tantos años?”.

El portavoz de Marea, Rubén Pérez Correa, lamentó que “nunca se planteó una alternativa cien por cien pública, siempre se puso el foco en el desarrollo privado” y criticó esta “urgencia infinita, cuando estamos a pocos meses de aprobar el Plan General. La urgencia es que los dueños vendieron los terrenos a un activo inmobiliario y ahora tenemos que decidir sobre una política de hechos consumados”. De todas formas felicitó al Concello por el 10% del aprovechamiento en forma de viviendas “porque tenemos cientos de convenios en que no sabemos donde están esas viviendas del aprovechamiento”. Para Pérez Correa “este ámbito nace muerto por el interés especulativo y no solventa las necesidades del Casco Vello”, además de que “la plaza y la zona verde son totalmente insuficientes”, así que concluyó que “nos parece una pérdida de oportunidad histórica”.

El portavoz del BNG, Xabier Pérez Igrexas, lamentó en el mismo sentido que Marea que “es una modificación que pretende legalizar una urbanización de alto standing en el centro y con vistas privilegiadas a la ría. Es un modelo a parches que privilegia determinados proyectos de determinados grupos empresariales”. Para el nacionalista “estamos ante una intervención privada donde es muy difícil atisbar el interés público” y preguntó “a qué viene esta prisa, por qué esta celeridad” después de tantos años y de “rechazar dos de cada tres alegaciones vecinales”.Pérez Igrexas lo considera “una buena noticia casi en exclusiva para el grupo empresarial privado que promueve esto y el fondo privado detrás de el. No es buena noticia para los 5.200 vigueses demandantes de vivienda publica porque en este resort solo habrá 32 viviendas protegidas”, concluyó.

Más en Vigo
Comentarios