Atlántico

VIGO

El alquiler crece en Vigo un 7% y se rebaja la oferta

La ciudad tiene un parque de 600 viviendas en arrendamiento y la zona más cara es el centro y Areal, con el mayor precio de Galicia
En Vigo el parque de viviendas en alquiler es de 600, según los empresarios del sector.
En Vigo el parque de viviendas en alquiler es de 600, según los empresarios del sector.
El alquiler crece en Vigo un 7% y se rebaja la oferta

La vivienda en alquiler ha subido su precio en Vigo en el último año un 7%, hasta una media de 9 euros el metro cuadrado. La zona más cara de la ciudad es el centro urbano y Areal, donde el alquiler puede alcanzar los 11 euros el metro cuadrado, según el último informe de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein).
Vigo, con 600 viviendas en el parque de alquiler, es además la ciudad con los pisos en arrendamiento más caros de la comunidad, ya que la segunda es A Coruña, con un precio del metro cuadrado de 8,75 euros, seguida de Santiago, con 7,50. Pontevedra está en 7, Ourense 5,80, Lugo 5,75 y Ferrol 4,60. Donde más creció el precio en el último año fue en A Coruña, un 15%, y donde menos en Ourense, un 5,4%, según los datos de Fegein.
Desde la patronal inmobiliaria aprecian en el último año un acusado descenso de la oferta en las ciudades de Ourense, Lugo y Santiago, así como un incremento de precios. En Santiago en concreto detectan los empresarios un grave problema de vivienda en alquiler en el circuito de comercialización como vivienda habitual, ya que la vivienda turística en la ciudad, con más de 500, triplica la oferta en alquiler tradicional y sigue un camino ascendente.

La demanda de la vivienda en alquiler crece de una manera constante en Galicia. Fegein analiza en su último informe que las causas pasan por la movilidad laboral, el endurecimiento de las condiciones de créditos hipotecarios, el cambio de mentalidad, empleos precarios e ingresos (pensiones y nominas) que se quedan desfasados con el incremento de los precios provocan un desequilibrio económico de las unidades familiares, explica el informe de Fegein, conjuntamente con un 85% de los menores de 35 años que su poder adquisitivo no les permite tener una vivienda en propiedad, y sumado a un creciente y continuado éxodo de los municipios rurales a las ciudades en busca de empleo y de mejores servicios.