Atlántico

VIGO

Almuiña pide al nuevo dueño de Povisa que cumpla el concierto

El conselleiro trasladó a los directivos de Ribera Salud las inquietudes de la plantilla
Trabajadores de Povisa y representantes de la CIG protestaron en el Sergas.
Trabajadores de Povisa y representantes de la CIG protestaron en el Sergas.
Almuiña pide al nuevo dueño de Povisa que cumpla el concierto

El equipo directivo de la Consellería de Sanidade y del Servizo Galego de Saúde, encabezado por su máximo responsable, Jesús Vázquez Almuiña, se reunió ayer con los directivos del Grupo Ribera Salud, los nuevos propietarios del Hospital Povisa de Vigo, a quienes les ha pedido que cumplan los términos "acordados y pactados" en el concierto firmado con este centro privado.

En esta primera reunión, celebrada en el Edificio Administrativo de San Lázaro (Santiago), Almuiña insistió en que la adquisición de Povisa no tiene que afectar al concierto con el Sergas, y trasladó a los nuevos dueños del hospital que la principal preocupación de su departamento es el mantenimiento de la calidad asistencial y de los puestos de trabajo.

Según recoge la Xunta en un comunicado, el conselleiro también les transmitió las preocupaciones de los trabajadores de Povisa, después de que esta misma semana el equipo directivo de Sanidade se reuniese con representantes del comité de empresa, a los que les confirmó su "firme apuesta" por garantizar la calidad y seguridad de la asistencia y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

La venta del hospital Povisa al grupo valenciano, que es propiedad de la multinacional norteamericana Centene Corporation, se cerró el pasado día 3 de octubre en Madrid. La operación de compraventa está todavía pendiente de la autorización de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.