Clara Millán anuncia que habrá “novedades” en el gobierno la próxima semana “porque se ha llegado al límite insoportable”

La alcaldesa de Cangas ya no aguanta más y planea cesar a Mariano Abalo

El interventor, la alcaldesa y una funcionaria del Concello de Cangas, en la sesión plenaria municipal del viernes. Foto: lydia miranda
La alcaldesa de Cangas, Clara Millán, asegura que con los incidentes ocurridos el viernes en el pleno municipal ‘se ha llegado al límite insoportable’ y advierte de que ‘la semana que viene habrá novedades’ en la relación con sus socios de gobierno, los concejales de ACE, a quienes acusa de ser ‘cómplices’ de lo ocurrido.
Millán anuncia que ya ha presentado denuncias contra dos de las personas que, según aseguró, irrumpieron en la sala y participaron en las agresiones que hirieron a tres asistentes a la sesión, un vecino de Cangas, que se encontraba en el público, una auxiliar de la Policía Local y al interventor municipal, que fue alcanzado por uno de los huevos lanzados a la tarima. Millán dice que ‘antes que alcaldesa es humana’, por lo que avisa de que no va a ‘permitir’ que estas actitudes, promovidas por los detractores de la construcción del puerto deportivo de Massó, ‘afecten a los vecinos. Ya no llegaba con las amenazas de muerte, que estaba dispuesta a aguantar como cargo público que soy, sino que ahora ya ha salpicado a los ciudadanos de Cangas. Eso no lo voy a consentir, como persona, como alcaldesa y menos en un estado de derecho’. Clara Millán moderó su discurso al advertir que ‘la situación está aún caliente. Vamos a dejar pasar 24 horas, y en próximos días me reuniré con el grupo de gobierno para atajar esta situción, y tomar las medidas correspondientes’, reprende. La alcaldesa volvió a ironizar que estos hechos ocurren cuando está en contra del proyecto de Massó, y añadió que ‘a falta de año y medio de mandato cada día me levanto con más fuerza e ilusión para trabajar por mejorar la vida de los vecinos’. Según la regidora municipal, el concejal de Urbanismo, Mariano Abalo, ‘está detrás’ de lo ocurrido en el pleno, que fue suspendido por Millán pocos minutos después de que dieran comienzo las agresiones y tras varios intentos de mantener el silencio en la sala. Estos incidentes se producen dos días después de que el Tribunal Superior de Galicia fallara a favor de Marina Atlántica, propietaria de los terrenos, permitiendo, así, la continuidad de las obras del puerto deportivo de Massó, en la zona de O Salgueirón. Se trata de la respuesta a una demanda interpuesta por la Cofradía de Pescadores ‘San Xosé’ de Cangas en 2005.


La Policía Local recoge en el informe que Manuel Camaño dirigió el encierro


La Policía Local de Cangas, a través de su oficial Xosé Manuel Álvarez, elaboró un informe en el que recoge las distintas agresiones e incidentes que tuvieron lugar en la sesión plenaria del viernes. Así, se señala que de entre el público de 200 personas se lanzaron varios huevos contra la Presidencia, alcanzando uno de ellos en la frente al interventor, que resultó con heridas leves en un ojo, teniendo afectado el oido. También se señala que una parte del público cerró la puerta principal del salón del plenos, lesionando con contundencia en un brazo y pierna a una auxiliar de policía. Añade que las puertas del salón permanecieron cerradas con toda la corporación municipal dentro y público asistente entre las 20.50 y 21.10 horas, aproximadamente, impidiendo una parte del público que se abrieran por parte de los policías. Durante este transcurso se corearon consignas contra los grupos municipales del BNG, PSOE y PP así como la alcaldesa. Después de abrirse las puertas, se dirigió a los vecinos una persona identificada como Fernando, de la Cofradía, trasladando instrucciones sobre cómo actuar. En el informe policial se recoge las denuncias del teniente de alcalde y concejal de Benestar Social, Óliver Álvarez Barranco, sobre Manuel Camaño Fandiño, ex concejal de la FPG y dirigente de la CUT, por dar instrucciones sobre la apertura y cierre de las puertas del salón de plenos. Por su parte, la alcaldesa denunció a un vecino de unos treinta años por cogerla de un brazo intentando zarandeándola y darle varios empujones. El concejalÓscar Graña García alegó que al finalizar la sesión plenaria, y en el transcurso del cierre de puertas, una persona que responde al nombre de Tiago Pérez, le impidió salir agarrándo la puerta y poniéndose delante para no permitirle el paso.



Herida de consideración

Finalmente, la vecina de Cangas María Menduiña Durán denunció que resultó con heridas de consideración al ser objeto de varias patadas, por parte de una persona que conoce, durante los altercados en el salón de plenos, por lo que se le sugirió que presentase denuncia en la Guardia Civil de Cangas. La alcalde de Cangas, Clara Millán, del BNG, señaló que estos hechos descalifican a los propios agresores así como a los instigadores, que por desgracia proyectan una imagen de la villa que no se corresponde en los medios de comunicación. ‘No podemos permitir por un reducido grupo de personas se cree una imagen irreal de Cangas’, afirmó.

Te puede interesar