El comisario dice que el organismo estudia ya habilitar las dependencias para extranjeros

AENA garantiza ahora la sala de la Policía en Peinador

La delegada de la Xunta se reunió ayer con el comisario jefe de Vigo, Guillermo Sánchez.
El comisario jefe de Vigo, Guillermo Sánchez, confirmó ayer el problema existente con las dependencias del Cuerpo Nacional de Policía en el aeropuerto de Peinador y que carecen, debido a las obras de ampliación de la nueva terminal, de sala de inadmitidos, exigida por ley en vuelos fuera del espacio Schengen, como es el de Londres.

Aunque no quiso ahondar en el asunto sí aseguró que la Policía le trasladó a AENA la situación y que el organismo se comprometió a “hacer algo al respecto”.

Curiosamente, y, a pesar de las palabras del comisario, AENA negó la inhabilitación de esta sala no sólo ante este diario sino también a la propia Subdelegación del Gobierno, tal y como confirmaron ayer desde el ente provincial.

La inhabilitación de estas dependencias supone un grave problema para el servicio de aduanas de la Policía al no poder garantizar el control de ciudadanos que viajan fuera del espacio europeo de libre circulación. La ley exige la construcción de estas dependencias, que deben contar con servicios sanitarios, sociales y psicológicos, para extranjeros que intenten pasar a España de forma irregular o para ciudadanos que soliciten asilo en el país. En el primero de los casos, la persona debe ser devuelta en el mismo vuelo, en el segundo debe esperar a una decisión.

Filtro
Peinador, punto de entrada de prostitución

La situación originada en Peinador con el inicio del vuelo a Londres se suma a la ya expuesta por el informe de la Fiscalía de Galicia en la que aseguraba que el aeropuerto vigués es el principal punto de entrada de mujeres destinadas a los clubes de alterne por las mafias.
En concreto, Peinador dio entrada a más de una mujer al día durante 2011 destinada a ejercer la prostitución.
Las mafias utilizan los vuelos a París, principalmente para introducir mujeres extranjeras procedentes de sudamérica, principalmente Brasil. La fiscalía ya aseguraba en su momento la dificultad de mantener un control de estas mujeres una vez pasan la frontera y alegan ser turistas. El vuelo a Londres, sin control a consecuencia de la ausencia de dependencias, corre el riesgo de ser un nuevo acceso.

Te puede interesar