Vigo

Admite que mató a palos a un gato y acepta 3 meses de cárcel

Vigo

VIGO

Admite que mató a palos a un gato y acepta 3 meses de cárcel

El autor, ayer, abandona  los juzgados.
photo_cameraEl autor, ayer, abandona los juzgados.

Los juzgados de Vigo acogieron ayer una de las primeras vistas penales por maltrato animal. El condenado reconoció que  golpeó al felino mientras decía “ya no vas a molestar más”

 Tres meses de prisión y año y tres meses sin poder ejercer ningún tipo de profesión, trabajo, oficio o comercio relacionado con animales fue la condena aceptada ayer por un joven tras reconocer que mató a palos a un gato. Se trata de  una de las primeras condenas penales por maltrato animal en Vigo, tras una vista de conformidad celebrada ayer en el Penal 2.
El ahora condenado, José ÁngelA. admitió que sobre las 22,30 horas del día 28 de junio de 2014 paró su vehículo a la altura del número 22 de la calle Numancia de Vigo. Allí, se bajó de él y dirigiéndose al maletero cogió un palo para sacar, a continuación, de la parte trasera del vehículo, un gato negro. El joven cogió el animal por las patas, colgando boca abajo, comenzando a golpearle en la cabeza, repetidamente, con el palo que había cogido hasta provocarle la muerte, mientras le decía: “tú ya no vas a molestar más”. Después, dejó el gato muerto junto a contenedor y se marchó. Los hechos fueron vistos por dos testigos, vecinos de un edificio, que ayer finalmente no tuvieron que testificar al no celebrarse el juicio y únicamente una vista de conformidad. 
Una de esas testigos y también voluntaria de Proyecto Gato, relató cómo aquel día se encontraba en casa y escuchó gritos. “Oí a alguien que gritaba primero algo así como que si no quieres verlo tápate los ojos, y después escuché unos golpes. Enseguida me di cuenta de que pasaba algo y abrí la ventana”, explicó la joven quien aseguró que “mientras el hombre gritaba que ahora tú ya no me vas a molestar. Cuando me asomé vi una mancha enorme de sangre y al pobre animal tirado junto a un contenedor”.
Otra vecina fue la vio toda la secuencia de los hechos, desde que llegó el coche. “Fue el propio autor de los hechos quien, después de ver la historia en televisión tuvo miedo y se identificó a la Policía. Al principio aseguró que iba con el coche  y que notó un golpe, trató de alegar que fue un atropello, cuando era imposible tal y como estaba el gato”, dijo la colaboradora de Proyecto Gato.n

Comentarios