Vigo

Los accidentes graves desbordan a Tráfico con 6 muertos en dos meses

Vigo

vigo

Los accidentes graves desbordan a Tráfico con 6 muertos en dos meses

La A-55, en su acceso a Vigo, uno de los viales más vigilados y donde bajó la siniestralidad grave en el último mes frente a otros viales.
photo_cameraLa A-55, en su acceso a Vigo, uno de los viales más vigilados y donde bajó la siniestralidad grave en el último mes frente a otros viales.
Seis muertos en dos meses y el incremento de siniestros graves al volante causados por despistes desatan la preocupación 

 En sólo 54 días, las carreteras del área de Vigo han contabilizado más víctimas mortales en accidente que en todo el primer semestre del año pasado en la provincia (seis frente a cuatro). El repunte de accidentes graves en lo que va de verano comienza a ser preocupante. Desde finales de mayo y hasta la fecha han muerto en la zona de influencia viguesa un total de seis personas y el número de heridos graves se sitúa muy cerca de la decena.  Fuentes del destacamento de Tráfico de O Porriño señalaban a este diario que aunque el número de siniestros no ha aumentado, sí lo ha hecho y de forma notable el de siniestros especialmente serios,  sobre todo en las carreteras convencionales que unen los municipios del área.  

Los tramos donde se han registrado los sucesos más trágicos están incluidos en el mapa diseñado por  la Dirección General de Tráfico de especial vigilancia dentro de las carreteras secundarias hace ahora tres años y donde se reforzaron los controles de velocidad con cerca de una quincena de radares móviles añadidos a los fijos. 
No obstante, el problema principal que se está detectando en esta última campaña de verano, revelan las mismas fuentes, no es tanto el exceso de velocidad sino las distracciones al volante. 
Precisamente hasta junio de este año, las distracciones eran ya la primera causa de accidente en la provincia, por encima incluso del exceso de velocidad y del consumo de alcohol y drogas, un aspecto en el que Tráfico también ha hecho especial hincapié multiplicando los controles en las carreteras con motivo del inicio de las fiestas de verano.
La somnolencia, el calor en algunos casos y sobre todo el móvil son razones que explicarían, según los agentes, algunos despistes   con un final trágico.
Por vías, la PO-552,  que une Vigo con el Val Miñor y Baixo Miño  y que históricamente era considerado un punto negro de la provincia, sobre todo entre Vigo-Nigrán-Baiona por la densidad del tráfico, se sitúa en lo que va de verano como la más peligrosa. Sólo en el mes de julio se ha saldado con un fallecido y cuatro heridos, uno de gravedad en dos de los accidentes más trágicos del mes. El primero tuvo lugar a la altura de Vigo, en Camposancos, donde falleció un motorista y  unos días después eran cuatro jóvenes los que sufrían lesiones en brutal impacto en Tomiño, uno de ellos de gravedad.
La AP-9 en Teis se ha convertido en punto negro tras el peor siniestro registrado en Vigo en los últimos años y en el que perdieron la vida tres jóvenes estudiantes y dos resultaron heridos graves a finales de mayo. 
El conductor de un camión, de 32 años de edad, perdía la vida en Mos, otro punto de especial vigilancia de Tráfico, al precipitarse con su camión por un terraplén.
La última víctima mortal perdía la vida este mismo fin de semana en la PO-510, en Salvaterra, tras la colisión entre una moto y  un vehículo que se incorporaba a la vía. El conductor de la motocicleta, de  35 años fallecía en el acto.

Comentarios