Atlántico

VIGO

Abordada en el portal y acuchillada sin piedad

La joven fue acorralada mientras recibía hasta 28 cuchilladas 
El cuerpo de la joven quedó tendido en el portal de la avenida de Madrid.
El cuerpo de la joven quedó tendido en el portal de la avenida de Madrid.
Abordada en el portal y acuchillada sin piedad
nnn  El día del asesinato, Ana Enjamio llegó a la cena de Navidad con unas amigas y se sentó una mesa diferente a la del acusado, algo que para el ministerio público ni impidió que él “estuviera pendiente en todo momento de lo que hacía, logrando sentarse a su lado al terminar la cena con el fin de retomar la relación”.
Sobre las cinco de la mañana, Ana se iba hacia a su casa en el coche de unas amigas. Un cuarto de hora después, se apeaba junto al portal de su vivienda junto a un compañero, del que se despidió. De camino a su casa mantenía una conversación por whatsapp. 
Cuando llegó sola hacia el edificio, fue abordada de forma sorpresiva. La Fiscalía atribuye los hechos al acusado, le señala a él como la persona que “de repente y de forma inesperada, sacó el cuchillo y lo esgrimió frente a ella, quien se vio desbordada y a la que acorraló pinchándole y cortándole, al principio de forma superficial obligándola a llegar al fondo del portal”. Ella gritó “por favor no, por favor no, mamá, mamá y seguidamente con el fin de quitarle la vida, al tiempo que le tapaba la boca con una mano, le clavó el cuchillo repetidamente en el cuello y en el pecho, le acuchilló aumentando brutal y deliberadamente su sufrimiento”. Fueron 28 puñaladas, doce le alcanzaron el corazón y seis de ella se lo atravesaron, por lo que murió, quedando allí tendida. Antes, ya  había pinchado las ruedas del coche de la víctima.
Tras dejar el cuerpo sin vída de la joven, el presunto asesino, sostiene la Fiscalía, se fue del lugar en su coche, llevándose el móvil de ella, con el que ya había cortado la conversación que mantenía con su amigo, al que bloqueó en dicho terminal, al tiempo que hizo desaparecer la foto del perfil. Después, tras ducharse en casa de sus padres, se deshizo del cuchillo, la ropa y calzado que vestía y el móvil, dice el fiscal.n