Las empresas que hayan presentado expedientes de regulación de empleo se quedarán fuera de estas ayudas de formación

8.000 empleados de 120 firmas de automoción se beneficiarán del plan de rescate de la Xunta

El foro gallego de automoción, formado por sindicatos, empresarios y Administración, se reunió ayer en Vigo. Foto: lydia miranda
Unos 8.000 empleados de 120 empresas del sector de automoción en Galicia podrán acogerse a las ayudas que ofrecerá la Xunta para diciembre, mes en que PSA Vigo apenas trabajará unos días, lo que dejará a muchos proveedores sin actividad. El plan de rescate ofrece una partida económica de entre seis y diez millones de euros (aún está por fijar) y se dedicará íntegramente a formar a trabajadores durante los días de inactividad para que sus sueldos no se vean mermados. Sólo podrán acceder a estas ayudas las compañías que no hayan presentado un ERE y las que dediquen el 40% de su producción al sector.
El plan de rescate de la Xunta para salvar el empleo en el sector gallego de automoción comienza a perfilarse. Los sindicatos estiman que serán unos 8.000 trabajadores de 120 empresas las que se beneficiarán de las ayudas que ofrecerá la Administración (un montante que se mueve entre los seis y diez millones y que aún está por fijar) para formar a los empleados durante los días de parada de producción en diciembre. No podrán acceder a dichas ayudas ni las compañías que hayan presentado un Expediente de Regulación de Empleo (Traballo autorizó hasta el momento siete) ni las que tengan menos de un 40% de producción dedicado a este sector. El resto deberá presentar un informe de actividades y una lista nominal de empleados. Estas son las conclusiones a las que llegaron ayer los integrantes en el foro gallego de automoción, donde están presentes sindicatos, empresarios y Administración, que se reunieron en Vigo para fijar los requisitos que deberán cumplir las empresas para acogerse a este plan de rescate. ‘Creemos que algunas no van a cumplir estos requisitos, por lo que las cifras se pulirían a la baja’, manifestó en declaraciones a los medios el portavoz de CIG metal, Miguel Anxo Malvido. El responsable del sector de componentes de automoción de CCOOen Galicia, Celso Carneiro, apuntó que se trata de ayudas para compañías ‘que están ahogadas’ y que no tienen más medidas de flexibilidad con el fin de evitar más ERE y que los salarios de los trabajadores no se vean mermados. Por su parte, el responsable de automoción de UGT-Galicia, Rubén Pérez, reconoció que ‘ha habido un cambio de actitud’ por parte de la Xunta, pero ‘tendría que haber sido desde hace más tiempo porque se sabía que había un problema real’. Este plan de rescate se acordó en una reunión que la Xunta convocó de urgencia el lunes. La partida económica oscilará entre los seis y 10 millones de euros y servirá para paliar el momento de inactividad de diciembre. Y es que el último mes del año se presenta como el más duro para el sector si se tiene en cuenta que PSA Vigo sólo tendrá una línea de producción en funcionamiento ocho días y la otra cuatro ó cinco, lo cual arrastrará a muchos proveedores.

Te puede interesar