Atlántico

CHEQUEO A LA DEPENDENCIA

420 mayores dependientes, en lista de espera de residencias

La falta de plazas públicas de la Xunta lleva a que otros 718 reciban ayudas para pagar residencias privadas  y se atiende en sus casas a 568 mientras se dan prestaciones a 4.476. El Concello, que gasta 6 millones en ayuda a domicilio, cree que es "dramático" porque sólo hay residencia pública para uno de cada 105 posibles usuarios y solicita mejoras.
Una de cada cinco personas que viven en la ciudad tienen más de 65 años y más de la mitad viven solas.
Una de cada cinco personas que viven en la ciudad tienen más de 65 años y más de la mitad viven solas.
420 mayores dependientes, en lista de espera de residencias

 Un total de 420 personas mayores que son dependientes están en lista de espera para acceder a una residencia pública en Vigo, según los datos oficiales de la Consellería de Política Social.
Desde el departamento autonómico matizan que estos 420 candidatos pueden solicitar la ayuda que concede la Xunta a través del Bono Autonomía en Residencia, que se creó para ayudarles a pagar el centro que elijan mientras no les asignan una plaza de la red pública. De hecho, a día de hoy, un toyal de 718 vigueses y viguesas reciben esta aportación económica para pagar el servicio residencial.
La oferta de residencias de mayores financiadas con fondos públicos en Vigo se compone de 1.863 plazas, contanto centros de día, residencias y centros de día especializados en atención de Alzheimer.
Sin embargo, el Concello de Vigo no comparte esta visión ni tampoco las cifras.  El concejal Carlos López Font explica que en el área de Vigo existen 2.080 plazas de residencias para mayores (sin contar centros de día) y que solo 604, el 29%, son públicas. El concejal socialista añade que es un dato “absolutamente dramático” porque solo nay una plaza por cada 105 potenciales usuarios mientras en el conjunto de Galicia es de una plaza por cada 85 mayores en esta situación. “Responde a una falta de atención de la Xunta de Galicia en esta ciudad”, asegura. El Concello de Vigo pide soluciones a la Xunta para acercarse a la media gallega.

Ayuda en el Hogar
Muchos mayores dependientes optan por no ingresar en una residencia y siguen en su domicilio, donde reciben unas horas de ayuda profesional que están subvencionadas por las administraciones públicas.
 Según la Consellería de Política Social, las horas puestas a disposición del Concello de Vigo para el Servicio de Ayuda en el Hogar se incrementaron en un 66% en el último año, por lo que a día de hoy supera las 400.000 horas habilitadas. A través de este servicio se atiende a 568 mayores dependientes. La Xunta lanza un pequeño dardo al Concello de Vigo en este caso, al señalar que esa cifra podría ser mayor “si el Concello aprovechara todas las horas que tiene a su alcance, ya que de las 400.000 conedidas tiene sin emplear 47.000 horas”. Es un servicio que ejecutan los concellos pero que financia en su mayor parte la Xunta, que aporta 9,7 euros por hora de servicio.
Por otro lado, la Xunta asegura que en la actualidad están concedidas 4.476 prestaciones económicas para la atención a mayores con dependencia y que, a su vez, el 57% de las plazas de atención a la discapacidad existentes en Vigo están financiadas por la Xunta. Son 578 plazas de atención a la discapacidad financiadas por la Xunta de un total de 1.003.
Las personas que acceden a las prestaciones por dependencia tienen que estar valoradas previamente por los equipos técnicos de la Xunta, un trámite que hasta hace poco tardaba meses en llegar. La valoración determina el grado o nivel de dependencia y elPrograma Individual de Atención con el tipo de servicio que tendrán.n