Atlántico

VIGO

"El cómic tiene un lenguaje muy rico que le permite ser un vehículo reivindicativo"

Un grupo de creadores de cómic se han lanzado en un proyecto solidario en el que colabora el guionista vigués David Braña.

David Braña colabora como guionista en el proyecto "Refugiados".
David Braña colabora como guionista en el proyecto "Refugiados".
"El cómic tiene un lenguaje muy rico que le permite ser un vehículo reivindicativo"

El objetivo es lanzar "Refugiados", una obra cuyos beneficios serán donados a la ONG Save the children para intentar mejorar el día a día de los refugiados de guerra.    La fecha de la publicación del cómic será en marzo del año que viene y para poder financiarla han lazado una campaña de crowdfunding a la que se puede acceder a través de la dirección https://www.spacemanproject.com/es/proyecto/refugiados-vinetas-solidarias/23 
-Cómo surge la posibilidad de colaborar en este proyecto?
Lo conocí a través del "motor" del mismo, el guionista Álex Ogalla (Chtulhu). A partir de ahí fue cuestión de organizarnos y comenzar a "engendrar" el proyecto.
-¿Cuál fue su  aportación?
Como guionista con la historieta de 6 páginas titulada "Al otro lado", junto al dibujante Daniel Morales. También he intentado aportar ayuda en otros aspectos de la coordinación, como la búsqueda de otros autores para que se sumasen al proyecto .
-¿Qué significa participar en algo así?
Es muy satisfactorio poder ayudar a otras personas a través de tu trabajo. Últimamente parece que las herramientas destinadas a ello, desde la política, no funcionan muy bien en casi ningún aspecto social, más bien al contrario, se nos están arrebatando derechos y libertades a diario, y es la propia sociedad la que suele dar lecciones a los dirigentes. Saber que con algo de mi trabajo puedo aportar un poco de bienestar, una gota de agua en un océano de desigualdad, me hace sentir absolutamente realizado. 
-¿El cómic también puede ser reivindicativo?
Por supuesto. El cómic puede ser lo que uno desee que sea, no tiene límites creativos, es un lenguaje muy rico y que puede arrancar sonrisas, lágrimas, escalofríos y momentos de profunda reflexión. Un ejemplo claro de reivindicación podría ser la famosa Mafalda, esa niña que suele soltar verdades como puños envueltas en un divertido sarcasmo. O el álbum europeo "Diario de una Femen".
- ¿Hay experiencias anteriores similares a esta?
Ahora mismo está la campaña de crowdfunding, en Verkami, del cómic "La Escuela". Un proyecto del autor Javier Royo, cuyo importe íntegro irá destinado a la construcción de una escuela en Senegal y que está funcionando muy bien.
- ¿Cómo se ponen de acuerdo y trabajan en una misma historia más de medio centenar de artistas de cómic?
Con mucha organización, con un grupo privado en facebook y muchas ganas de trabajar. La verdad es que ha sido relativamente fácil trabajar con gente tan entregada y con tanto talento.
-Hay más autores gallegos?
Algunos más sí. David Buceta (Capitán Pepinillo, Androide Paranoide), Fernando Llor (Ojos Grises, Sangre en el suelo), Van Durán (Dark Hearts, El esclavo de la rosa), Fernando Ruibal (Diario de Pontevedra), Juan M. Sanmiguel (Revista Cthulhu, Barcelona TM) y Pedro Segade.