Atlántico

VIGO

14 centros educativos tienen los libros digitales de la Xunta

El Frián-Teis, pionero en Abalar y luego en E-Dixgal, considera una ventaja el entorno virtual 
Los profesores aseguran que el ordenador cuenta con herramientas para trabajar en equipo.
Los profesores aseguran que el ordenador cuenta con herramientas para trabajar en equipo.
14 centros educativos tienen los libros digitales de la Xunta

Un total de 14 centros educativos  de Vigo tendrán libros digitales dentro del programa E-Dixgal de la Consellería de Educación: son 11 colegios y 3 institutos. 

Este curso se incorporaron a este programa cinco colegios de Infantil y Primaria: Virxe do Rocío, Santa Mariña, Valle Inclán, Rodríguez Castelao y el plurilingüe Atalaya-Cantabria, y el instituto República Oriental de Uruguay.
En años anteriores ya contaban con estos libros electrónicos los colegios Frián-Teis, Balaídos, Eduardo Pondal, Vicente Risco, y los plurilingües Carballal-Cabral y Andersen Augalonga. En cuanto a los institutos ya son veteranos los de Teis y Coruxo.

Desde los inicios del programa de libros digitales, en 2014, hasta hoy ya son 347 los centros gallegos sostenidos con fondos públicos que pidieron su entrda para los cursos  5º y 6º de Primaria y 1º y 2º de ESO.
La directora del colegio Frián-Teis y responsable de las TIC, Ana Piñeiro, explica que este colegio fue pionero en Galicia tanto en la incorporación del programa Abalar como en E-Dixgal. “Apostamos siempre por las nuevas tecnologías, es una punta de lanza para nosotros. La sociedad no puede vivir de espaldas a esto y además está dentro de las capacidades Stem (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). La competencia digital es uno de los conocimientos que tenemos que atender porque así lo contempla la ley. Estar en E-Dixgal no supone abandonar el papel, los alumnos siguen usando, libreta, lapiz y boli, combinamos todas las herramientas”, apunta.

Por otro lado, desde el Frián-Teis aseguran que la tecnología les permite enlazar toda las competencias  y es útil para trabajar por proyectos y en grupo, usando por ejemplo el drive. “Hay quien piensa que el ordenador es algo muy individual, pero en el aula demostramos que no es así. Pueden editar a la vez el mismo documento, se reparten las tareas de buscar información, vídeos y fotos, y se ayudan entre ellos porque aunque sean nativos digitales no a todo el mundo tiene habilidad. Son niños que se hacen muy autónomos”, explica. El centro se preocupa también de los alumnos  a los que les cuesta más  y les aporta fotocopias, mapas conceptuales o los materiales necesarios. 

Los alumnos tampoco están obligados a tener internet en casa, explica la directora, porque disponen de una plataforma que les permite trabajar fuera de línea en casa y cuando llegan al colegio con el ordenador todo el trabajo que han realizado se vuelca y es como si hubiera estado conectado. Al margen de esto, saben que el ordenador es “muy acusica” porque dice si el alumno entró en el libro y cuánto tiempo estuvo.
Una de las aspiraciones de las familias y los alumnos del Frián-Teis era que el instituto al que están adscritos, el República Oriental de Uruguay, tuviera libro electrónico. Este curso se incorpora, por lo que están muy satisfechos.