Val Miñor

La Policía cierra 6 locales de copas en Baiona

Val Miñor

val miñor

La Policía cierra 6 locales de copas en Baiona

Estado de la calle Ventura Misa en la noche del viernes,
photo_cameraEstado de la calle Ventura Misa en la noche del viernes,
El operativo puesto en marcha para frenar las aglomeraciones, impidió los botellones y se saldó con 27 multas
nnn El operativo puesto en marcha en Baiona por primera vez en la pasada noche del viernes para impedir la celebración de botellones multitudinarios, además del cumplimiento de las normas de la nueva normalidad, se saldó con un total de 6 establecimientos cerrados, 27 sanciones y una persona acusada de alteración del orden público. 
Los datos facilitados por el alcalde Carlos Gómez corresponden a las actuaciones realizadas por los seis agentes de la Policía Local que formaron parte del dispositivo. Sin embargo explicó que es muy probable que las cifras aumenten al contar con la colaboración de una dotación de la Policía Autonómica, cuyo balance de intervenciones se conocerá en pocos días al tratarse de un ente dependiente de la Xunta de Galicia. Por el momento los agentes se limitaron a desalojar los establecimientos de ocio nocturno y a abrir los expedientes correspondientes, que a excepción de uno se encontraban localizados en el casco histórico, tras detectar graves incumplimientos de la normativa al no impedir el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública provocando aglomeraciones críticas de personas en diferentes calles. Pese a que todavía no impusieron sanciones, Gómez adelantó que se estudiará cada caso de manera individual 'y si hay que multar, multaremos'. En este sentido el regidor lamentó la pasividad de los empresarios implicados ya que según explicó mantuvo una reunión con los mismos la semana pasada para explicarles la situación. "La solución consistía en la contratación de porteros que impidiesen salir a la gente con copas al exterior de los locales, algo que finalmente no funcionó", explicó.
Las 27 sanciones impuestas de manera individual fueron motivadas en su totalidad por no llevar las mascarillas obligatorias en zonas en las que no se pueda garantizar la distancia social mínima de 1,5 metros  establecida por las autoridades sanitarias, mientras que otras persona fue además denunciada por alteración del orden público al enfrentarse a los agentes ser multada por el mismo motivo. 
En cuanto a los botellones, el regidor explicó que las medidas adoptadas en el entorno de A Palma y los principales arenales de la zona obtuvieron sus frutos erradicando en su totalidad unas prácticas que son incompatibles con la separación entre personas, el uso de los elementos de protección de boca y nariz además del consumo de alcohol entre menores de edad.
El dispositivo además se volvió a repetir del mismo modo en la noche de ayer sábado y desde el gobierno local advierten de que no forman parte de actuaciones puntuales, sino que se extenderán a lo largo de los fines de semana de julio y agosto en prevención del avance de contagios por Covid 19. Una vez más desde el consistorio hacen un llamamiento a la responsabilidad individual. "Esperemos que el macrobotellón y las aglomeraciones vividas en las noches del 3 y 4 de julio no traigan consecuencias, lo sabremos dentro de diez días, finalizó. n     

Más en Val Miñor
Comentarios