Val Miñor

Los niveles de polución acaban con el sector extractivo a pie

Val Miñor

val miñor

Los niveles de polución acaban con el sector extractivo a pie

Carteles advirtiendo el pasado verano de la presencia de bacterias fecales en la desembocadura del Muíños
photo_cameraCarteles advirtiendo el pasado verano de la presencia de bacterias fecales en la desembocadura del Muíños
La Cofradía de Pesca alerta y crecen las voces que tachan A Foz de "alcantarilla fecal"

 La comarca del Val Miñor posee una riqueza de fauna y flora que hasta el momento es indiscutible pero existen contradicciones que saltan a la vista sentando como un jarro de agua fría a sectores como por ejemplo el del marisqueo, dependiente aquí de la Cofradía la Anunciada de Baiona. 

Y es que existe un dato que llama mucho la atención: hace dos décadas llegaron a vivir de la extracción a pie de moluscos en la comarca en torno a 60 familias. En la actualidad las personas que se dedican a esta modalidad se pueden contar con los dedos de una mano. La explicación radica en los alarmantes niveles contaminación derivados de bacterias fecales que se detectan de manera periódica en una zona que años atrás funcionaba como el epicentro de la extracción de almeja y berberecho y que no es otra que A Foz, cerrada a la actividad desde hace 20 años. Un espacio natural que además está protegido por la Red Natura 2000 y que desde el punto de vista de la calidad de sus aguas acaba de ser calificado por el medio digital Gciencia de "alcantarilla fecal", tras las conclusiones sacadas de un estudio realizado por expertos de la Universidade de Vigo  
Un hecho que ha motivado la desaparición de casi todos los integrantes del sector  ante la imposibilidad de obtener los moluscos para su posterior venta en el mercado. Los recolectados aquí solo servirían a conserveras al estar catalogada como "zona C" y cuya  explotación no es rentable debido al bajo valor de venta que puede llegar a ser cuatro veces menor respecto al destinado al consumo directo, según aseguró la patrona mayor del pósito baionés, Susana González.
Sin embargo la problemática que afecta al espacio de protección natural se extiende a otras zonas cercanas como por ejemplo Playa América, que sirvió desde tiempos imemoriales como "casa" de  la cadelucha  o coquina y en donde estudios relacionan directamente su desaparición con los primeros problemas detectados en el emisario de la depuradora derivados de su rotura a 500 metros del arenal, que el pasado verano y como tantos otros saltó a la palestra por los niveles de coliformes y de E. Coli detectados sin que las autoridades locales tomasen las medidas aconsejadas por el Sergas. 
Desde la cofradía baionsa lo tienen claro y mantienen que gran parte de sus problemas desaparecerían si se llevasen a cabo las actuaciones pertinentes para solucionar las deficiencias en las redes de saneamiento gondomareñas, culpables en un 70% de la contaminación de a Foz, y Nigranesas que afectarían a la playa de Lourido. Por el momento la cofradía colabora habitualmente con diversas entidades para tratar este tema pero sin llegar a lograr solución alguna "por la falta de implicación de las Administraciones responsables ". Incluso la Plataforma para la Defensa de la Foz do Miñor" se sentó en 2017 con los tres alcaldes miñoranos para hacer un estudio con el CUVI, que se saldó con la desvinculación de las dos terceras partes quedando solamente Baiona al frente del mismo".  n

Más en Val Miñor
Comentarios