Val Miñor

Nigrán dispara el precio del alquiler al haber poca oferta

Val Miñor

val miñor

Nigrán dispara el precio del alquiler al haber poca oferta

El aumento de la demanda y la falta de disposición de viviendas marcan un binomio muy ligado al precio.
photo_cameraEl aumento de la demanda y la falta de disposición de viviendas marcan un binomio muy ligado al precio.
Varias inmobiliarias establecen una subida que ronda el 10%, aunque en portales online el aumento es todavía mayor.
 La escasez de oferta de pisos en alquiler de larga duración en la comarca provocan una subida generalizada de las rentas de en torno a un 10% y Nigrán se sitúa a la cabeza de dicho incremento. La implantación de empresas en el parque empresarial de Porto do Molle con el consiguiente aumento de puestos de trabajo provoca un aumento significativo de la demanda que, sumado a la casi nula promoción de vivienda nueva, da como resultado una tendencia al alza que se vino repitiendo en los últimos años de manera similar, y que ahora se está agudizando debido a la pandemia.
Esta es la conclusión obtenida tras las consultas realizadas a varias agencias, en donde algunas constatan un aumento de solicitudes de arrendamiento tres veces superior a las recibidas en 2018 como es el caso de Jorge Sanromán, de la inmobiliaria ubicada en Nigrán que lleva su mismo apellido.  Asimismo subraya que no es tarea sencilla encontrar uno a precio razonable durante todo el año. De este modo, los más buscados corresponden a pisos de dos habitaciones con unas mínimas comodidades, plaza de aparcamiento y trastero, que oscilan en el caso de A Ramallosa entre los 480 y 550 euros legando en primera o segunda línea de playa. Mientras, en Baiona y Gondomar se establece por debajo de los 500, salvo excepciones.  
Sin embargo este diario pudo constatar que la tónica reflejada desde  empresas presenciales especializadas difiere sensiblemente de los precios publicados en portales online como El Idealista, en donde no son pocos los inmuebles del litoral de Panxón o Playa América que alcanzan valores estratosféricos y prohibitivos para la gran parte de los mortales y no precisamente por su exclusividad. El más extremo, un apartamento de 40 metros cuadrados y 20 años de antigüedad localizado en Playa América por 1.000 euros mensuales o lo que es lo mismo, 25 euros metro.  Unas cuantías que en ocasiones se achacan a la especulación  de propietarios que, tratando de buscar la máxima rentabilidad a sus inmuebles, provocan serias interferencias en el estado real del mercado y un agravio para aquellos que buscan vivienda. "La verdad que salen pocos pisos relativamente modernos y lo que abunda son los más antiguos y en peores condiciones", destaca David Vicente de la Inmobiliaria Playa América al tiempo que hace hincapié en la acusada subida en los alquileres de temporada. "Aquí hablamos de casos de un 20% tranquilamente, auténticos disparates", manifiesta.
Leandro Meira de Fincasa, especializada en gestión de inmuebles de alta gama en toda Galicia, prefirió ser cauto y no aportar porcentajes aunque de cualquier modo también coincide en un aumento en los arrendamientos pero también destaca que surgen 'oportunidades'.
Las subidas tan acusadas a través de portales online dan como resultado precios similares e incluso superiores en alquileres anuales a los de municipios tales como Benidorm, Salou o Marbella.

Más en Val Miñor
Comentarios