Val Miñor

Chandebrito se moviliza ante la caída de árboles quemados

Val Miñor

VAL MIÑOR

Chandebrito se moviliza ante la caída de árboles quemados

Los vecinos del barrio de O Castro de Chandebrito llevan recogidas más de 350 firmas en dos semanas.
photo_cameraLos vecinos del barrio de O Castro de Chandebrito llevan recogidas más de 350 firmas en dos semanas.
Los más afectados están en fincas privadas y los vecinos reúnen firmas para su retirada
nnn Dos años después de que los incendios asolasen el 90% de los montes de Chandebrito la parroquia nigranesa se va recuperando y poco a poco los brotes verdes comienzan a extender su alfombre sobre el suelo calcinado. Sin embargo, los vecinos de la zona se enfrentan a un nuevo problema derivado del suceso de 2017 y es que cientos de árboles muertos ubicados en fincas privadas todavía en pie, se van desplomando a cuentagotas sobre el tendido eléctrico y  calzada sin que los propietarios de los terrenos hagan nada por evitarlo.  
Por ello, y cansados de que no se tomen medidas al respecto, un grupo de vecinos del barrio de O Castro inició una recogida de firmas que posteriormente entregarán en el consistorio nigranés, Xunta y Diputación. Unas peticiones que también se extienden a las deficiencias que aquí tiene el transporte público así como el abandono general de los viales. Una vez que remate la recolecta de rúbricas presentarán el conjunto acompañada de una carta explicativa en la que exponen detalladamente sus argumentaciones. 
Pese a todo quisieron aclarar que no buscan enfrentamientos con el vecindario, “simplemente que se hagan cargo de sus propiedades para evitar desgracias”. Mientras tanto se ven obligados a lidiar con un contexto que se repite prácticamente por igual cada vez que las condicione climatológicas se endurecen, con continuos cortes de luz y dificultades para acceder a sus viviendas sobre todo por el vial que comunica Chandebrito con Coruxo, que a su vez pasa por Fragoselo. 
En la tarde de ayer la totalidad de los accesos a la parroquia continuaban sin alumbrado público. El problema añadido con el que se encuentran es que prácticamente la totalidad de los ejemplares dañados están localizados en fincas privadas y los intentos por parte de la Comunidad de Montes y agrupaciones de vecinos para que los propietarios se hagan cargo de su tala y retirada no están obteniendo los frutos ni las reacciones esperadas.  G. Roig, vecino del núcleo rural y uno de los impulsores de la acción, explicó a este diario que la situación comienza a ser desesperante ante los constantes cortes del suministro y de la carretera, hasta el punto de que hace dos días su pareja sufrió un reventón tras pisar una rama cuando se dirigía a su centro de trabajo. Según aseguraron, lo más sorprendente de todo es que muchos de los vecinos que participan con sus firmas, o bien son propietarios o bien futuros herederos de los terrenos en donde se encuentra los árboles afectados, sin que tomen las medidas pertinentes. La situación se agrava cada vez más  por las inclemencias meteorológicas en un vial, que además, en hora punta registra gran densidad de tráfico por el que circulan vehículos pesados así como autobuses escolares. Desde Chandebrito insisten que la situación comienza a ser alarmante mientras la sensación de inseguridad aumenta con una media de 30 árboles caídos por temporal, en la madrugada de ayer un bombero sufrió lesiones de diversa consideración cuando se encontraba podando un árbol que bloqueaba el trazado. n

Más en Val Miñor
Comentarios