Val Miñor

Baiona y Nigrán abren el lunes las playas sin restricciones

Val Miñor

val miñor

Baiona y Nigrán abren el lunes las playas sin restricciones

Dsede el lunes 25 el acceso a los seis arenales del municipio será libre al igual que en Nigrán.
photo_cameraDsede el lunes 25 el acceso a los seis arenales del municipio será libre al igual que en Nigrán.
Descartan el sistema de contadores por  el elevado coste de su implantación y a la incertidumbre legislativa
nnn Baiona finalmente descarta la instalación de sistemas en sus arenales para el conteo de personas. Los motivos radican principalmente en el coste económico mensual derivado del mantenimiento y alquiler de los elementos necesarios, que rondarían los 18.000 euros por playa o lo que es lo mismo, 216.000 euros solo en los meses de julio y agosto.  
Por el momento y al igual que en Nigrán, Frades, Ribeira, Concheira, Barbeira, Santa Marta y A Ladeira abrirán a partir del lunes 25 de mayo sin restricciones de aforo al entender que la afluencia de bañistas no causarán problemas de aglomeraciones. Con todo, el regidor hizo un nuevo llamamiento a la responsabilidad individual de los usuarios para que respeten las distancias de seguridad establecidas a fin de evitar males a corto plazo. 
Así pues los operarios municipales comenzaron ya con las labores de limpieza y puesta a punto de playas que serán de acceso libre al menos hasta mediados de junio. Mientras tanto Gómez y su equipo de gobierno continuarán buscando fórmulas de cara a la temporada alta sin descartar las ya estudiadas, como la delimitación en cuadrículas o los controles de accesos. En este sentido el alcalde puntualizó que el principal problema con el que se encuentran aquí es que no se puede otorgar la condición de agente de la autoridad a trabajadores de empresas privadas en espacios públicos y al aire libre, aunque  en este caso añadió que podrían plantear un encaje legal a través de la implantación de vigilantes de seguridad privada contratados mediante empresas del sector. Aun así y de todos modos añadió que tendrán que revisar a fondo el marco legislativo para no caer en contradicciones. "Estaríamos limitando el acceso a personas  a un espacio público y jurídicamente es complicado llevarlo a cabo", aclaró.  
Así pues de todas las iniciativas estudiadas la única que se quedaría fuera de su plan de actuación y de manera definitiva sería la instalación de sistemas de contadores de personas en cualquiera de sus vertientes ya sea alquiler o compra de los dispositivos. En este sentido Gómez añadió que ante la incertidumbre de cómo se adaptarán las medidas sobre el terreno "no es factible su adquisición, ya que nadie nos asegura que vayan a ser necesarios de aquí a final del verano".  Por ello y a partir de ahora desde Baiona se irán adaptando a las normativas "una vez que estén implantadas  y contemos con un mínimo de previsión". Con todo, el alcalde incidió en que seguirán tratando de ponerse en todos los escenarios posibles "sin que ello conlleve un desembolso económico de estas magnitudes". n
 

Más en Val Miñor
Comentarios