Atlántico

VIGO

El robo del Códice Calixtino inspira un vídeojuego universitario

Un relato inédito del escritor y profesor Miguel Anxo Fernández, en el que el detective Frank Soutelo investiga el robo del Códice Calixtino.
Los profesores y alumnos implicados en la iniciativa.
Los profesores y alumnos implicados en la iniciativa.
El robo del Códice Calixtino inspira un vídeojuego universitario
Esta es la fuente de inspiración que estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación y de la Escuela de Ingeniería de Telecomunicación emplearán para diseñar hasta diciembre el primer nivel de un videojuego. Unos 20 estudiantes de cinco materias de los grados en Comunicación Audiovisual, Publicidad y Relaciones Públicas y de Ingeniería de Tecnologías de Comunicación participan en la iniciativa que por tercer año promueve el grupo de innovación docente ComTecArt (Comunicación, Tecnología y Arte) para acercar al alumnado a los procesos de trabajo de la industria del videojuego.
Cada semana se celebran sesiones de trabajo conjunto en los campus de Vigo y Pontevedra, en las que, divididos en tres grupos, los estudiantes trabajan conjuntamente en el diseño y desarrollo de estos videojuegos como harían en una empresa, como explica la profesora Beatriz Legerén, responsable de esta iniciativa junto a los también docentes de Mónica Valderrama, Luis Fernández, Antonio Pena y Enrique Montenegro. 
Los alumnos trabajaron desde el comienzo del cuatrimestre en la definición de su “concepto de juego”, ideas que recientemente presentaban a Miguel Anxo Fernández, en una sesión también dirigida a que el escritor y profesor de Ciencias Sociales y de la Comunicación profundizase en la naturaleza y motivaciones del detective que protagonizó seis de sus novelas. Frank Soutelo es el personaje central de “Timo Calixtino”, una novela corta que Fernández escribió en 2012 a raíz de la desaparición del códice y que cedió al grupo de innovación para esta actividad. “En esta edición queríamos hacer algo relacionado con la novela negra y  queríamos hacerlo también con un autor gallego”, explica Legerén sobre un proyecto que, en años anteriores, llevó al alumnado a crear videojuegos inspirados en “A viaxe do Elefante”, en colaboración con la Cátedra Internacional José Saramago de la UVigo, y en la novela “Apocalipsis Z” de Manel Loureiro. Ahora, reinterpretan el “Timo Calixtino”. Uno de los grupos optó por convertir al ladrón del Códice en el protagonista de un juego en el que combinan aventura e intriga con matices de humor. Otro equipo desarrolla un juego centrado en la figura de un detective que investiga una oleada de crímenes “al margen de la ley”, y el tercero centró su propuesta en una “temática religiosa”, en la que el protagonista tenga que “luchar con curas  satánicos”.n