Universidad

Un dispositivo permite capturar y almacenar C02

Universidad

UNIVERSIDAD

Un dispositivo permite capturar y almacenar C02

Presentación de resultados en la sala de juntas de la Escola de Enxeñaría de Minas e Enerxía.
photo_cameraPresentación de resultados en la sala de juntas de la Escola de Enxeñaría de Minas e Enerxía.

El proyecto BIGS nace de la colaboración de ATI Sistemas y el grupo de tecnología energética de la Universidad de Vigo

nnn Un dispositivo capaz de capturar y almacenar CO2 en  poscombustión o CCS (Carbon Capture  and  Storage) haciendo frente a las dos principales complicaciones que trae consigo esta tecnología: el elevado consumo de energía que conllevan y el gran volumen de sustancias ambientalmente peligrosas que producen. Este es el principal resultado del proyecto  BIGS (Biosphere Industrial Green  Solutions), un trabajo llevado a cabo “con un éxito rotundo” por un consorcio de empresas liderado por  ATI Sistemas y el Grupo de Tecnología Energética de la Universidad de Vigo.
“Durante los primeros ensayos con el prototipo BIGS se logró un nivel de retención de CO2 del 50%, algo tremendamente positivo ya que, lejos de ser una tecnología en su mayor grado de desarrollo, permite una gran margen de mejora y diferentes alternativas para conseguir aumentar el nivel de retención”, explicaron los responsables del proyecto en la jornada de presentación de resultados, reunión que tuvo lugar en la Escuela de Ingeniería de Minas y en la empresa  Termocalor con la participación de todos los miembros del consorcio y representantes de  GAIN, la Agencia Gallega de Innovación.
Alentados por estos resultados, la idea es seguir trabajando en esta línea de cara a conseguir adaptar aun más las tecnologías desarrolladas a las necesidades de una industria cada vez más exigente y concienciada con el medio ambiente.  Enmarcado en el programa Conecta Pyme de la Agencia Gallega de Innovación,  BIGs se presenta cómo una solución capaz de reducir el consumo energético mediante un sistema de secado de gases a baja presión y libre de sustancia peligrosas gracias al uso de  zeolitas 13X cómo material  absorbente. Para conseguirlo los trabajos se prolongaron a lo largo de tres años,  tiempo en el que se llevaron a cabo tareas encuadradas dentro de cuatro actividades principales: investigación en requerimientos tecnológicos y diseño preliminar, creación de modelos virtuales y simulaciones, diseño de detalle y desarrollo tecnológico de los sistemas y, por último, fabricación de prototipo y demostración de la tecnología.
“La función de nuestro grupo en este proyecto fue la de dar apoyo en las tareas de diseño y simulación a los socios”, explica desde el Grupo de Tecnologías Energéticas el investigador Jacobo Portero, que hace hincapié en que este trabajo era muy ambicioso ya que buscaba obtener una captura de CO2 la baja presión, para lo cuál el gas tiene que ser limpiado y secado sin que se sufran grandes pérdidas de carga. 

Más en Universidad
Comentarios