Universidad

El dinamismo de las aguas de Azores atrae a los cetáceos

Universidad

UNIVERSIDAD

El dinamismo de las aguas de Azores atrae a los cetáceos

Laura González durante uno de sus trabajos de campo.
photo_cameraLaura González durante uno de sus trabajos de campo.
La investigadora Laura González analizó en su tesis la influencia da variables ambientales en la distribución de ballenas y delfines
nnn Las islas Azores son un lugar privilegiado para el avistamiento de cetáceosy es además uno de sus principales reclamos turísticos. Los datos que obtienen las numerosas empresas dedicadas a la observación de ballenas y delfines se están consolidando como una fuente muy valiosa de información para la comunidad científica que estudia los cetáceos. Este es el caso de Laura González, investigadora de la Universidad de Vigo, que empleó esta información, “accesible y consistente a largo plazo”, para su tesis doctoral, que hizo bajo la dirección del profesor Jesús Torres, del Grupo de Física Aplicada 2. Su objetivo era estudiar la distribución espacial y temporal de las especies de cetáceos avistadas en la isla de São Miguel (Azores), para poder determinar que especies aparecen, donde y cuando. Para resolver estas preguntas, Laura González analizó siete años de datos, entre 2008 y 2014, recogidos por la empresa de observación Futurismo Azores Adventures, “un total de 7.721 registros de 20 especies diferentes”. La tesis proporciona una “descripción detallada de las condiciones oceanográficas de alta resolución en la isla y, sobre todo, una línea de información base sobre las especies de cetáceos avistadas en sus aguas”. Todo eso, explica, gracias a una fuente de datos “oportunista y accesible”, como es el turismo de observación de cetáceos, “que se consolida como herramienta eficaz y de alto valor para el estudio de los cetáceos”. Los datos muestran que las cuatro especies que más se avistaron regularmente fueron el delfín común, el cachalote y el arroaz, junto con el boto o calderón gris. Otras especies, como el delfín pintado del Atlántico, son estacionales, siendo observada tan sólo en los meses de verano. Las grandes ballenas de barbas (común, azul, boreal y xibarte) fueron avistadas principalmente durante la primavera, momento en el que realizan sus grandes migraciones. Las restantes especies se registran de forma más ocasional, como candorcas, falsas candorcas, caldeirones, rorcual tropical y cinco especies de ballenas de beso o zifios. En total, los registros realizados a lo largo del tiempo en este archipiélago atlántico han recogido avistamientos de 28 especies diferentes de cetáceos. El estudio de Laura González explica cuáles son las razones principales por las que las Azores son importantes para los cetáceos, principalmente “su localización estratégica en medio del Atlántico y el gran dinamismo de sus aguas”, según apunta.n
 

Más en Universidad
Comentarios