Universidad

“Buceo con tiburones y ballenas, es difícil ver a un animal que no tenga miedo al ser humano”

Universidad

NUNO SÁ Cámara subacuático, en la Semana de Cine Submarino

“Buceo con tiburones y ballenas, es difícil ver a un animal que no tenga miedo al ser humano”

El cámara Nuno Sá en una de sus expediciones.
photo_cameraEl cámara Nuno Sá en una de sus expediciones.
 El cámara subacuático Nuno Sá, que colabora con grandes cadenas de televisión a nivel mundial y cuenta con varios premios internacionales, es uno de los grandes protagonistas de la 29 Semana de Cine Submarino Universidade de Vigo, que comenzó ayer con varias proyecciones y con el homenaje al vigués Jorge Candán.
La Semana de Cine prosigue hoy y mañana con entrada gratuita en el teatro de Afundación (20 horas). Nuno Sá participó en “Planeta Azul II: el océano”, de la BBC, que abre la sesión de hoy, y tuvo la idea del segundo documental, que fue producido en Portugal con la ayuda del Oceanario de Lisboa y se titula “Mar, la última frontera: Continente”. Forma parte de una miniserie de seis capítulos que se estrenaba precisamente ayer en Portugal en el canal de televisión RTP 1 y continuará los sábados.
¿Qué cuenta el documental?
Es la expedición de un equipo de buceadores que salen del Oceanario de Lisboa y recorren más de 1.600 millas náuticas para vivir las aventuras más sorprendentes  en el mar de Portugal pasando por todas las islas, también Azores y Madeira y la montaña submarina más grande de Europa, el Banco Gorrige. Hemos intentado sorprender a los portugueses en relación con su vida marina, buceamos con la ballena azul, que es el mayor animal del planeta, con la foca monje que es la más rara del mundo, y nadamos con tiburones azules cerca de Lisboa. Todo filmado con una máscara de buceo especial que tiene un transmisor de radio para que el público entienda lo que decimos bajo el agua y si hay algún peligro o problema cuando filmamos a las especies.
¿Es habitual llevar máscaras con radio?
Son unas máscaras que existen desde hace unos años, pero no es habitual nada más que en grandes producciones porque es un poco caro. La idea de los documentales es la conservación, que la gente entienda la biodiversidad y el privilegio que supone. Pero hay muchas personas que cambian de cadena con los documentales de naturaleza porque es muy parado y porque es un poco específico. Queríamos hacer algo para un público mayor y pensamos que contando las aventuras y problemas se interesarían más por lo que queremos mostrar, que es la vida marina.
¿Tuvo algún peligro real?
Creo que no. Hubo pequeños problemas que forman parte de los documentales, por ejemplo unos peces (pez puerco) me mordieron la cabeza, pero no tuve problemas con los tiburones. La vida marina es bastante tranquila, fuera del agua es más complicado.
¿Qué fue lo que más le sorprendió al realizar esta serie?
Trabajo mucho con grandes canales de televisión como la BBC o National Geographic y muchas de las historias y los sitios los conocía bien. La idea era mostrarlo a los portugueses, porque muchos no saben lo que se filmó aquí. Pero nunca había tenido la oportunidad de ir en submarino hasta los mil metros de profundidad y nunca había ido al Banco Gorrige  o a Madeira. Las otras escenas, aunque conocidas para mí, no dejan de ser siempre increíbles, como bucear con la ballena azul.
Hace poco vimos a una ballena que se metía en la boca a un buceador, aunque luego lo soltó.
A mí casi me ocurre en Noruega cuando estaba en la misma situación, en medio de muchos peces y vino una ballena que me vió y me esquivó en el último segundo. Era una ballena que no tenía geolocalización, otras sí te detectan aunque no te vean. Sinceramente, suelo bucear con ballenas y tiburones, y nunca me pasó nada peligroso.
¿No atacan?
Lo normal es que tengan miedo del ser humano o que tengan indiferencia. Yo he buceado con orcas, especialmente en Noruega porque tienen la gran emigración del arenque y hay centenares de orcas alimentándose. La orca está en el top de la pirámide alimentaria, come ballenas, tiburones, tortugas, de todo, pero no hay registro de ataques al ser humano. En la Patagonia argentina hay una ballena muy grande y muy tranquila, te puedes acercar y la puedes tocar, pero es difícil encontrar a un animal que no tenga miedo al ser humano.
¿Hay suficiente apoyo a los documentales al margen de las grandes cadenas?
Ahora hay más porque canales no tradicionales como Netflix están empezando a apostar por las producciones internacionales. El problema en países como Portugal y España es que no tienen una tradición tan grande como en los países del norte, no hay demanda y por eso no se invierte mucho. 
¿Qué opina de la Semana de Cine Submarino de Vigo?
Es una gran iniciativa, creo que podría haber algo similar en Portugal. Es bueno para la divulgación.n
 

Más en Universidad
Comentarios