Atlántico

Como los trípticos pueden ayudarte con tu empresa

¿Qué impacto tiene la publicidad? ¿Cuáles son los mejores métodos y estrategias publicitarias? ¿Qué ventajas tienen los trípticos en publicidad? ¿Qué otras maneras hay de publicitarse? Te lo contamos todo en este artículo.

Como los trípticos pueden ayudarte con tu empresa

La mayor parte de las empresas, sobre todo aquellas de gran tamaño, cuentan con un departamento de publicidad y relaciones públicas dedicado, principalmente, a promocionar la actividad de la firma. Otras compañías como las pequeñas y medianas, sin embargo, no ven la necesidad de contar con la ayuda de personas que se dediquen a este tipo de trabajos. Aun así, puede llegar un momento en el que la empresa alcance un punto de inflexión o experimente un crecimiento y, entonces, realmente lo necesite. En estos casos, se puede optar por la contratación permanente de un profesional o la subcontratación temporal de una agencia de publicidad que se encargue de estas tareas.

¿Qué impacto tiene la publicidad?

Los estudios e investigaciones realizados por los departamentos de publicidad de las empresas tienen como objetivo determinar los gustos de los clientes y consumidores y la lealtad de éstos hacia la marca. Con los datos obtenidos, intentan que se pueda incrementar el volumen de compras de los usuarios ya existentes, así como convencer a otros nuevos. Asimismo, la publicidad también es efectiva en cuanto a la competencia se refiere. Es por todos sabido que si una marca novedosa quiere competir con otra ya existente en el mercado, debe invertir una alta cantidad de dinero en publicidad para darse a conocer.

Métodos y estrategias publicitarias

Una de las mejores maneras de recordar a los fieles clientes cuáles son las actividades u ofertas de la empresa, así como darse a conocer a nuevos usuarios, es sacar a la luz folletos publicitarios como pueden ser los trípticos. Se trata de folletos doblados dos veces, es decir, que cuentan con dos pliegues, lo que significa que en realidad tienen seis caras en las que poder escribir.

Ventajas de los trípticos en publicidad

En primer lugar, es necesario destacar la gran variedad de modelos de trípticos que existen, ya que se pueden encontrar muy diferentes tamaños, además de tipos de plegado. Asimismo, el papel de impresión también puede variar.

Los tamaños principales pueden ser abiertos o cerrados. Se ofrecen el tamaño A4 abierto (B6 cerrado), A3 abierto, A4 cerrado, A5 cerrado, A6 cerrado o cuadrados de diferentes medidas. La elección dependerá, sobre todo, de la información que se quiera dar a conocer y del espacio que ésta ocupará una vez imprimida, porque lo más importante es que todo se pueda leer con alta facilidad.

Una vez elegido el tamaño, habrá que pensar cómo se quiere doblar, ya que la forma de plegado condicionará el punto de vista que el cliente tendrá. Lo más habitual es un plegado envolvente en el que la tercera cara del tríptico está pegada hacia dentro. Sin embargo, también se puede optar por el plegado acordeón, al que también llaman zig-zag, o, por último, el plegado en ventana.

La empresa Marcaprint, por ejemplo, entre muchas otras, ofrece muy diferentes tipos de papel para imprimir el folleto. Entre éstos se puede encontrar: el estucado, tanto brillo como mate; el reciclado; offset, entre otros. Todos éstos pueden escogerse con diferentes gramajes. Dicha firma recomienda a sus clientes una u otra elección dependiendo de su finalidad: si se desea dar una imagen más sobria de la firma o si, por el contrario, se prefiere resaltar el brillo de unas fotografías. En caso de que exista pensamiento de escribir o dibujar en el tríptico una vez imprimido, se recomendará otro tipo de papel offset, ya que es más poroso y permite la absorción de la tinta.

Otras maneras de publicitarse

Muchas compañías intentan dar a conocer los antes mencionados folletos en sus oficinas o en los lugares de ventas. Sin embargo, también existen otras actividades de fidelización de clientes o exposición de productos y artículos al público potencial, donde se pueden utilizar. Principalmente, destacan variadas ferias, congresos o convenciones en los que se reúnen varias empresas. Estos eventos son utilizados como una herramienta de marketing para obtener posicionamiento en un mercado. Las diferentes estrategias que cada firma utilice les darán más o menos beneficios. Por eso conviene que los folletos explicativos que se entreguen a los visitantes en esas fechas estén perfectamente explicados y diseñados.

Objetivos principales de la campaña

Antes de pensar en cualquier propósito, se deben plantear unos objetivos, tanto generales como específicos. Una vez planteados éstos, se deberá calcular el presupuesto aproximado que se desee dedicar a la campaña publicitaria en cuestión, dependiendo del público al que vaya dedicada y del éxito que se desee obtener con ésta. Está claro que si se dirige a un target nacional no supondrá la misma inversión que si se dirige a uno internacional.

Finalmente, es necesario saber que cumplir los objetivos depende en gran medida, tanto de la inversión, como la de la capacidad de los trabajadores de cumplir con sus tareas. Es esencial contar con staff preparado para aportar la comunicación necesaria al público y triunfar allá donde se vaya.