Los vinos gallegos y el cerdo ibérico subrayan en Tokio su carácter gourmet

Los vinos gallegos y el cerdo ibérico son protagonistas en la feria de productos gourmet que se celebra hasta este viernes en Tokio, donde esperan ampliar su fama entre los exigentes consumidores japoneses.
La feria World Food And Beverage 2010, que abrió hoy sus puertas con gran afluencia de público, es para los representantes españoles una oportunidad de dar a conocer productos que compiten en precios elevados con las mejores bebidas y alimentos de todo el mundo.

'Los vinos gallegos de la denominación de origen Rías Baixas cada vez son mejor recibidos en Japón, un mercado en el que crecemos poco a poco y donde esperamos llegar a los expertos para que nos recomienden', valoró a Efe Ramón Huidobro, gerente del Consejo Regulador Rías Baixas.

Tanto Huidobro como otros representantes acogidos bajo el pabellón del Instituto Galego de Promoción Económica (IGAPE), como Bodega Entre os Ríos, Vitivinícola Del Ribeiro o Bodegas Valtea, subrayan que los blancos gallegos, entre ellos la apreciada variedad de albariño, maridan muy bien con la gastronomía japonesa.

Asimismo, los representantes gallegos reconocen que tienen grandes expectativas puestas en el mercado nipón debido a su alto poder adquisitivo y al conocimiento de la calidad fuera de sus fronteras.

'Los japoneses conocen España y, aunque Galicia es una parte pequeña, a la gente le gusta el Camino de Santiago, por lo que en este Año Santo Compostelano es bueno vincularlo con nuestros vinos', indica Huidobro.

El pabellón del IGAPE en esta feria, que se celebra poco después de Foodex, la mayor reunión de empresas alimentarias de Asia, fue el único de una región española y en él también pudieron degustarse el queso de 'tetilla' o conservas de mariscos.

En pabellones independientes destacaba la presencia de Sánchez Romero Carvajal, cuyo representante, Jaime Pastor, dijo a Efe que este año por primera vez están presentes con carne de cerdo ibérico fresca, que 'se ha convertido en una moda entre los consumidores nipones'.

Para Pastor, 'las palabras ibérico o bellota se han incorporado al lenguaje japonés y cada vez aprecian más la carne de cerdo española, que atrae mucho a los restauradores japoneses'.

En cuanto al impacto de la crisis económica, algunas de las bodegas presentes en la feria afirmaron no haber experimentado grandes caídas.

Ronald Eduardo, representante de Bodegas Lan, indicó que en este encuentro esperan confirmar lo que parece el regreso del apetito comprador por sus caldos de Rioja en Japón.

Te puede interesar