Sociedad

Skinner: "El brexit fue un popurrí de problemas y un lavado de cerebros"

Sociedad

Sociedad

Skinner: "El brexit fue un popurrí de problemas y un lavado de cerebros"

James Skinner, en el centro, durante su intervención.
photo_camera James Skinner, en el centro, durante su intervención.
El escritor y excónsul del Reino Unido en Vigo lamentó cómo "todo se va a venir abajo por el capricho de un gobierno"
El Foro La Región regresó ayer al Centro Cultural Marcos Valcárcel con la conferencia "El Reino Unido después del brexit", donde fue protagonista el escritor y excónsul del Reino Unido en Vigo Ja ames Skinner, nacido en Argentina pero con profundas raíces británicas -es hijo de padre escocés y madre galesa-. 
Dedicado durante su vida profesional al sector de las telecomunicaciones, Skinner viajó por todo el mundo y fue en Vigo donde conoció a Maite, su actual mujer. Su primera misión como cónsul del Reino Unido en la ciudad olívica fue atender a una niña británica cuyos padres habían fallecido.
Y Skinner, quien durante su trayectoria en empresas internacionales de telecomunicaciones había llegado a promover acuerdos de telefonía entre EEUU y Europa, califica al nacionalismo del brexit como un movimiento "ciego". 
Ante la deriva política del Reino Unido, en noviembre de 2019 solicitó la nacionalidad española.
Para Skinner, el brexit es "un popurrí de problemas" que durante la conferencia procedió a desglosar, además de "un lavado de cerebros de casi dos décadas, una campaña de la mentira de Boris Johnson". Ahora pide que al menos se demore el brexit mientras dure la pandemia: "Sería lo mejor para Reino Unido y Europa", declaró el excónsul.
Para Skinner, el mayor error de los británicos fue no haber adoptado en su momento la moneda única, el euro. "La libra esterlina ya ha bajado un 20% desde el referéndum, y por tanto las importaciones son más caras. Además está la cuestión de los aranceles. No quiero ni imaginar lo que va a pasar en las fronteras", añadió.
El escritor no dejó de advertir cómo "todos los acuerdos bilaterales con Europa van a desaparecer, y los españoles que están ahora en Inglaterra trabajando no sé si podrán disfrutar de su jubilación, porque los acuerdos de prestaciones se van a anular, mientras que si uno marcha una temporada a trabajar a EEUU los años cotizados sí se unen para la pensión". 
El ponente defendió que la ruptura puede explicarse porque "los ingleses no conocen Europa". Y recurrió a un ejemplo: "Se aprecia cuando uno va de vacaciones a Canarias, Tenerife o la costa de Murcia. Los turistas británicos viven en una especie de gueto, leen periódicos británicos y van a cenar a restaurantes británicos. Los que sí hemos salido de nuestro entorno somos minoría y se nota la diferencia".
A pesar de todo, Skinner sigue defendiendo que Reino Unido es un gran país: "Y pensar que se va a venir abajo por el capricho de un gobierno".  

Más en Sociedad
Comentarios