Sociedad

Seguridad o privacidad, el debate de las apps de rastreo

Sociedad

Sociedad

Seguridad o privacidad, el debate de las apps de rastreo

La aplicación Radar Covid para el movil, destinada a evitar a la propagación del virus del covid-19.
photo_cameraLa aplicación Radar Covid para el movil, destinada a evitar a la propagación del virus del covid-19.
Los expertos consideran que no hay que elegir: "La salud no puede anular la protección de datos"

nnn Las nuevas tecnologías (las aplicaciones de rastreo, internet, las redes sociales, encuestas geolocalizadas o la ingeniería y recolección masiva de datos)demostraron su eficacia para combatir la pandemia y desencadenado un debate entre seguridad y privacidad, pero los expertos consideran que es una dicotomía "falsa" y son contundentes: no hay que elegir.La crisis causada por el coronavirus puso de relieve que las medidas farmacológicas no son suficientes para atajarla; que son necesarias además medidas de contención (cuarentena, higiene, distancia social o mascarilla) y que las nuevas tecnologías son imprescindibles para generar datos masivos sobre movilidad, síntomas o rastreo de contactos y adoptar las que se consideren adecuadas.
Más de cuatro millones de personas se descargaron ya en España la aplicación de rastreo de contagios "Radar Covid", diseñada y dirigida por el Gobierno, y varias instituciones y centros de investigación trabajan con datos obtenidos de teléfonos móviles, redes sociales o encuestas para conocer aspectos relacionados con la movilidad y la distancia social y prevenir comportamientos de riesgo
Desde que comenzó la pandemia, la Agencia Española de Protección de Datos y el Comité Europeo de Protección de Datos publicaron numerosos informes con recomendaciones sobre el tratamiento adecuado que se debe hacer de los datos personales durante la crisis, como reconocimiento facial en exámenes o la toma de temperatura en comercios o centros de trabajo.

un derecho fundamental
Fuentes de este organismo señalaron que la protección de datos es un derecho fundamental y que por lo tanto no se puede dar a elegir entre seguridad y protección de datos. "Estaríamos ante una falsa dicotomía que supondría renunciar a valores y principios que nos hemos dado". Insistieron además en que el Reglamento General de Protección de Datos contiene reglas específicas que permiten el tratamiento de esos datos en situaciones de emergencia sanitaria, pero también en que la protección de los datos personales "no debería utilizarse para obstaculizar o limitar la efectividad de las medidas que adopten las autoridades en la lucha contra la pandemia".
El investigador Frederic Bartumeus, del Centro de Estudios Avanzados de Blanes coincidió en que se trata de "un falso debate", y se mostró convencido de que el contexto actual va a propiciar que se aceleren muchos desarrollos tecnológicos y de innovación que requieren la participación ciudadana. También aseveró que las aplicaciones de rastreo que se activaron en Europa "son seguras y fiables", ya que se basan en desarrollos tecnológicos que garantizan la privacidad y que conceden el control de las mismas.
 Itziar de Leucona, subdirectora del Observatorio de Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona, es también tajante: "la dicotomía es falsa; la seguridad o la salud no pueden anular la protección de los datos". "Determinadas restricciones de derechos que pueden justificarse por razones de interés colectivo no pueden anularlos", manifestó, e incidióen que una adecuada protección de los datos personales se debe complementar "con el principio de transparencia" para potenciar la confianza de los ciudadanos que utilizan las aplicaciones y nuevas tecnologías. 

Uno de cada cinco bulos por WhatsApp es sobre el covid-19

Uno de cada cinco bulos difundidos a través del servicio de mensajería Whatsapp sobre el covid-19 trata sobre su prevención o curación, según el estudio elaborado por investigadoras de la cátedra de Periodismo de la Universitat de València . Estos bulos, según informó la UV en un comunicado, suelen estar argumentados sobre el principio de autoridad médica y básicamente promueven el uso y consumo de sustancias de origen natural.
La mayoría recomiendan remedios caseros clásicos contra la gripe, como por ejemplo tomar Vitamina C, o inhalar vapor de agua. Otros en cambio invitan a no ponerse cremas hidratantes a las que se podría pegar el virus; hacer gárgaras con antisépticos, tomar antimaláricos, como la cloroquina e hidroxicloroquina; así como irrigar la zona nasal con soluciones alcalinas.
También se detectaron bulos que recomiendan, como prevención ante el covid, exponerse al sol, una dieta rica en alimentos alcalinos o incorporar un ionizador al coche. "El objetivo principal del trabajo fue identificar la tipología de los bulos que estaban circulando durante el estado de alarma en España por el covid-19; es decir, cómo llegaban a la ciudadanía estos mensajes virales y sin evidencia científica", señaló una de sus autoras, Carolina Moreno.
Respecto al mensaje lanzado por los bulos, la prevención de la infección fue el único asunto del 50,8% de los mensajes; la curación el 31,7%; los dos objetivos combinados fue el 7,9%; y los que únicamente pretendían recomendar acciones eran el 9,5%. n 

Comentarios