Los ríos de Alaska se tiñen de naranja por el cambio climático

Una vista aérea del río Kutuk en el Parque Nacional Puertas del Ártico de Alaska que parece pintura.
photo_camera Una vista aérea del río Kutuk en el Parque Nacional Puertas del Ártico de Alaska que parece pintura.
Docenas de los acuíferos más remotos han modificado su habitual color azul cristalino 

Docenas de los arroyos y ríos más remotos de Alaska están cambiando de un azul cristalino a un naranja turbio, lo que un estudio achaca a minerales expuestos por el deshielo del permafrost. Por primera vez, investigadores del Servicio de Parques Nacionales, el Servicio Geológico de EEUU, la Universidad de California en Davis y otras instituciones documentaron y tomaron muestras de algunas de las aguas deterioradas, identificando 75 ubicaciones en un área del tamaño de Texas en la Cordillera Brooks del norte de Alaska. Los resultados se publican en Communications Earth & Environment.

Estos ríos y arroyos degradados podrían tener implicaciones significativas para el agua potable y la pesca en las cuencas del Ártico a medida que cambia el clima, dijeron los investigadores. “Cuanto más volábamos, comenzamos a notar más y más ríos y arroyos de color naranja”, dijo en un comunicado el autor principal Jon O`Donnell, ecólogo de la Red de Monitoreo e Inventario del Ártico del NPS. “Hay ciertos sitios que parecen casi un jugo de naranja lechoso -añade-. Esos arroyos de naranja pueden ser problemáticos en términos de ser tóxicos pero también podrían impedir la migración de peces a las áreas de desove”.

“Los ríos manchados son tan grandes que podemos verlos desde el espacio”, dijo Brett Poulin, profesor asistente de toxicología ambiental en UC Davis, quien fue el investigador principal de la investigación. “Hay que teñirlos mucho para poder registrarlos desde el espacio”, explicó. Poulin, cuya experiencia es en química del agua, pensó que la tinción se parecía a lo que sucede con el drenaje ácido de las minas, excepto que no hay minas cerca de ninguno de los ríos deteriorados, incluso a lo largo del famoso río Salmon y otras aguas protegidas por el Gobierno federal.

Te puede interesar